El Ayuntamiento pide al Gobierno la exención de los cánones de explotación de Playas 2020

El Patronato Municipal de Turismo ha ofrecido a los concesionarios de las playas una rebaja del 25% en el canon anual
Playas

El Ayuntamiento de Alicante pide a la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, la eliminación de los cánones de explotación de playas que debe pagar durante 2020 el Patronato Municipal de Turismo y Playas de Alicante, así como la exención de canon de las posibles ampliaciones de espacio con el objetivo de reactivar el sector turístico de la ciudad. El Patronato se compromete, en la declaración institucional aprobada en el pleno, con los votos a favor de los grupos Populares, Ciudadanos y Vox y la abstención de PSOE, Unidas Podemos y Compromís, a repercutir en los concesionarios de las playas alicantinas la totalidad de la exención que realice la dirección general de Costas.

El Patronato de Turismo y Playas de Alicante, tal y como ha manifestado la vicealcaldesa y concejal de Turismo, Mari Carmen Sánchez, ha ofrecido a los concesionarios de las playas de Alicante una rebaja del 25% en el canon de anual de la concesión, con el objetivo de minimizar daños y prestar un servicio con garantías y de calidad durante este verano, ya que estamos ante una temporada que se presenta inicialmente corta y dura.

Desde el Patronato de Turismo de Alicante City & Beach se ha lanzado la Estrategia de Recuperación Turística de Alicante para la reactivación del turismo, así como el distintivo de seguridad ‘Alicante Segura’ ofreciendo a nuestros visitantes una ciudad 100% implicada en su seguridad y adaptada a los tiempos post Covid 19.

"Ello hace imprescindible que el Ayuntamiento active todos los medios y mecanismos para incentivar y potenciar nuestro sector turístico. Las medidas que dependen de este Ayuntamiento están siendo adoptadas por el equipo de gobierno, pero es necesaria la colaboración de otras administraciones competentes", se señala en la declaración institucional.
A partir del día 1 de Junio de 2020, las empresas concesionarias de los servicios de playas como las hamacas, los chiringuitos y las empresas de deportes de náuticos ya tenían la autorización por parte del Ayuntamiento para poder prestar el servicio licitado. Debido a las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno central y las recomendaciones de Turisme Comunidad Valenciana para minimizar los riesgos de contagios por Covid-19, pospusieron el inicio de su actividad debido a las potenciales perdidas que sufrirían en caso de prestarlo en las actuales condiciones.

La reducción del numero de hamacas o el numero de usuarios que podrían utilizar los chiringuitos siguiendo la normativa actual, puede ocasionar perdidas considerables a las concesionarias de los servicios así como la pérdida de numerosos puestos de trabajo durante esta temporada estival.

El 2 de junio, desde el Ayuntamiento de Alicante se le solicitó al Consell que mediase ante la Dirección General de Costas para que elimine los cánones durante esta temporada que se aplican al Ayuntamiento. Con el objetivo de que el Patronato de Turismo a su vez se lo devengue a todas las empresas que tienen concesiones y que se les permita ampliar, sin coste alguno, el espacio que ocupan para la prestación de sus servicios.

En la declaración institucional, suscrita por por la portavoz del grupo Popular, Mari Carmen de España, y el portavoz adjunto de Ciudadanos, Antonio Maresa, se señala que "nos encontramos ante una situación excepcional y ante situaciones excepcionales debemos proponer medidas excepcionales. No podemos dejar de lado a quienes prestan servicios de hostelería, ocio, equipamiento, seguridad y actividades deportivas en la costa de Alicante".

"En definitiva, no podemos permitirnos el lujo de estrangular a determinados sectores turísticos de nuestra ciudad. Estamos en un momento de reconstrucción de la ciudad y todas las administraciones debemos realizar un esfuerzo común para salir de esta crisis lo antes posible", reafirman los portavoces en el escrito.