El pleno creará una comisión de seguimiento de los objetivos de la Agenda Alicante 2030

Alicante pone en marcha su estrategia para convertirse en una de las ciudades sostenibles más avanzadas del planeta en la próxima década
El Pleno

El Ayuntamiento de Alicante pone en marcha su estrategia para convertir a la ciudad en la próxima década en una de las más avanzadas del planeta en materia de sostenibilidad con la creación de una comisión específica de la Agenda Alicante 2030 para garantizar la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. La comisión ha sido aprobada, a propuesta de los grupos que componen el equipo de gobierno municipal -Populares y Ciudadanos- con los apoyos de todos los grupos políticos, excepto VOX que ha votado en contra. El objeto de esta comisión será debatir, compartir y hacer un seguimiento de los compromisos adquiridos en esta Agenda durante la próxima década.

Alicante ya tiene definida una estrategia que el gobierno municipal ha desarrollado durante los últimos meses en colaboración y coordinación con todas las concejalías y que ha sido presentada esta misma semana por el concejal de Coordinación de Proyectos, Antonio Peral. Para el gobierno municipal esta propuesta "va cambiar la manera de gestionar la ciudad y, sobre todo, el modo de los alicantinos de afrontar su presente y su futuro y también el de sus descendientes".

"Proponemos un plan de acción a favor de las personas, de su salud, del planeta, de la prosperidad, de la inclusión, de la justicia social, del medio ambiente, de la creación de riqueza y el trabajo decente, del fortalecimiento de las instituciones, en definitiva, un desafío para la ciudad con el objetivo de conseguir un desarrollo sostenible que sitúe a Alicante como una de las ciudades más avanzadas en la gestión de sus impactos económicos, sociales y medioambientales: La ciudad pone en marcha la Agenda Alicante 2030", se expone en la moción.

El gobierno municipal quiere convertir la Agenda Alicante 2030 en un referente esencial de las políticas públicas de la ciudad, con la acción concertada de todos los actores que forman parte de ella, con especial atención a las empresas y organizaciones, públicas o privadas, y por supuesto, con los ciudadanos que podrán contribuir al desarrollo de esta Agenda gracias a políticas de participación ciudadana.

Con la creación de esta comisión Alicante se compromete a que su modelo de prosperidad económica a corto, medio y largo plazo esté basado en la protección de la salud (especialmente tras la crisis sanitaria generada por la COVID-19), la inclusión y participación social y el desarrollo sostenible de la ciudad, colaborando de este modo también, claro que sí, con el desarrollo sostenible del planeta. Alicante será sostenible con políticas ecológicas, seguras, inclusivas y resilientes.

Plan de acción y calendarización

Además de revisar, actualizar y hacer un seguimiento de la Agenda Alicante 2030, esta comisión se encargará de establecer los canales de comunicación y colaboración entre las distintas administraciones para la consecución de los objetivos de la misma, diseñar un Plan que se configure como un instrumento para desplegar una estrategia de transformación de todas las estructuras administrativas municipales, en el que se establezca la calendarización de las distintas tareas a llevar a cabo y una evaluación de sus costes de inversión y ejecución, que será trasladado al Pleno para su debate y aprobación.

Desde su aprobación plenaria, la comisión se podrá en marcha en un plazo de 30 días, presidida por el alcalde o por delegación y contará con dos representantes de cada grupo municipal además del personal técnico designado por las concejalías para el desarrollo de sus trabajos. Su duración será indefinida, pudiendo extenderse en próximos mandatos corportivos.

El trabajo de la misma se presentará ante el Pleno mediante la emisión de estudios, trabajos, planes y dictámenes no vinculantes para su sometimiento ante el mismo y votación, y una vez los mismos sean aprobados se de traslado al área correspondiente para su posterior tramitación.

Sus sesiones tendrán carácter privado, circunscrito a los miembros que se han descrito en el apartado composición. Sin perjuicio de ello, el Presidente podrá invitar a las sesiones a aquellas personas que por su cualificación profesional o conocimientos se crea conveniente.