El pleno aprueba por unanimidad un paquete de medidas para evitar el colapso del turismo

Mari Carmen Sánchez plantea que el aeropuerto de Alicante se incluya dentro de los establecidos como corredor sanitario seguro y que se rebajen las tasas aeroportuarias
Aeropuerto de Alicante

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado por unanimidad un paquete de medidas para apoyar al sector turístico de la ciudad tras anunciar Gran Bretaña la cuarentena obligatoria a los turistas procedentes de nuestro país. 

La Declaración Institucional presentada por el equipo de gobierno, formado por PP Y Cs, ha solicitado que se incluya al aeropuerto de Alicante como corredor seguro, al tiempo que se exige la reducción de las tasas aeroportuarias, el recorte del IVA turístico para en el 4% y que se amplíen los Ertes para el turismo hasta que la situación del sector mejore.

La iniciativa está motivada en la decisión del gobierno británico de imponer de nuevo la cuarentena a viajeros procedentes de España a causa del repunte de casos de COVID-19 y por el anuncio del touroperador TUI de cancerlar todos sus vuelos procedentes de Reino Unido a España hasta el 9 de agosto, a excepción de los vuelos que tengan como destino las islas Canarias y Baleares, por lo que será la España peninsular la que se vea afectada por las cancelaciones.

La edil de Turismo Mari Carmen Sánchez, ha defendido que “Alicante tiene una incidencia de Covid inferior a la propia Gran Bretaña, por lo que la decisión no parece justificada con los datos objetivos existentes en la actualidad. Por este motivo necesitamos que el aeropuerto de Alicante-Elche quede excluido de la decisión desproporcionada del gobierno Británico”.

La Declaración Institucional, también exige la ampliación del periodo de ERTE como mínimo hasta el 31 de diciembre de 2020, “porque sino los ERTE actuales pueden verse convertidos en ERE a partir de septiembre” ha señalado Sánchez.

Otras de las medidas que han sido aprobadas en el Pleno para evitar el colapso del turismo son ; la reducción de un 50% de las tasas aeroportuarias, garantizando la conectividad y aumentando así el tráfico turístico de viajeros y una bajada del IVA al 4% hasta que el sector de señales de recuperación, como han hecho países turísticos como Alemania, Reino Unido o Portugal.