El castillo de Santa Bárbara cuenta desde este martes con sus dos ascensores en marcha

El acceso a la fortaleza estará condicionado por las medidas sanitarias vigentes tanto en el túnel como en los elevadores
ascensor castillo
  • Las limitaciones reducen a un tercio del aforo en cada ascensor y un máximo de 90 personas en el paso de entrada

Alicante, 8 de noviembre de 2021.- El castillo de Santa Bárbara reabre, desde este martes, sus dos ascensores que permitirán el acceso a la fortaleza por la avenida Juan Bautista Lafora tras superar una exhaustiva revisión después del obligado cierre por la situación sanitaria.

El horario de los ascensores se extenderá desde las 10 horas hasta minutos antes del cierre del recinto, previsto para las 20 horas. Las medidas de prevención sanitarias vigentes, en la línea con las marcadas por las autoridades competentes, limitan la ocupación a un tercio del aforo de los elevadores que es de 16 personas, excepto que se trate de personas convivientes, con el uso obligatorio de mascarilla y la prohibición de comer o beber. Además, el límite de personas que podrán permanecer en el túnel de acceso a los ascensores ascenderá a 90 personas como máximo.

El equipo de gobierno acordó el traspaso de las competencias de la gestión de los espacios públicos del castillo de Santa Bárbara al área Turismo, que dirige Mari Carmen Sánchez, para su aprovechamiento para la promoción turística de la ciudad.

Este monumento, el más visitado de Alicante, con 400.000 visitas al año, es por lo tanto uno de los principales reclamos de la ciudad. No obstante, la concejalía de Cultura, que gestiona el edil Antonio Manresa, mantendrá su potestad en la conservación y preservación del enclave declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) y referente histórico y monumental.

El Castillo de Santa Bárbara se encuentra ubicado en lo alto del Monte Benacantil, cuyos orígenes datan del siglo X en plena Edad Media y cuenta con más de 39.000 metros cuadrados.

El Patronato de Turismo será el encargado, desde ahora, de la puesta en valor del Castillo de Santa Bárbara como referente del patrimonio histórico y monumental de la ciudad, impulsar el uso social, turístico y económico del espacio y su inclusión dentro de la promoción de la ciudad de Alicante y de su imagen como destino turístico.