Barcala pide a Ábalos un fondo de 10 millones para el transporte público de Alicante

El alcalde considera que el Gobierno debe asumir estas pérdidas "porque de no hacerlo nos aboca a recortar el servicio o a detraer esa cantidad de otras partidas"
El alcalde de Alicante, Luis Barcala, en la reunión telemática mantenida por los alcaldes de las 15 ciudades más importantes de España con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha emplazado al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la reunión telemática mantenida por los alcaldes de las 15 ciudades más importantes de España, a que “el gobierno se haga cargo del déficit que va a generarse en el transporte público en Alicante y otras ciudades como consecuencia del incremento de gastos y la caída de ingresos motivada por la crisis abierta por el Covid 19”.

Barcala ha estimado que “Alicante tendrá un déficit en el transporte público de unos diez millones de euros de aquí a finales de año y ante esta situación sólo hay dos alternativas: o el gobierno se hace cargo y nos ayuda a mantener un servicio básico o mira para otro lado y entonces nos obliga a recortar en este servicio o a detraer ese dinero de otras partidas, lo que iría en detrimento de necesidades básicas que estamos atendiendo ahora como las ayudas a la familias que están siendo más duramente golpeadas a nivel económico por la pandemia o las que estamos articulando para impulsar la recuperación económica del pequeño y mediano comercio o de nuestros autónomos”.

El alcalde de Alicante considera urgente que se aporten soluciones a los problemas que afronta la movilidad en las ciudades a raíz de la crisis del Covid 19 y ha echado en falta algún planteamiento novedoso por parte del ministro Ábalos para incrementar la seguridad tanto de pasajeros como de trabajadores en el transporte público urbano.

A la reunión con el responsable del gobierno en el área de transportes han asistido, además del alcalde de Alicante, los alcaldes del Partido Popular de las 15 ciudades más pobladas de España –Madrid, Zaragoza, Málaga, Murcia, Córdoba, Almería, y Santander- y en ella se ha puesto sobre la mesa una reclamación al Gobierno de unos mil millones de euros que sirva como fondo de rescate para los ayuntamientos para paliar tanto la caída de pasajeros como el incremento de costes que supone reducir la capacidad de los autobuses por el necesario distanciamiento entre viajeros.

“Sin esta ayuda y sin un paquete concreto de medidas los ayuntamientos nos volvemos a encontrar una vez más abandonados por el Gobierno, que lo único que se está planteando con seriedad es incautarse de los ahorros de los municipios tras años de ajuste y que ahora necesitaríamos para hacer frente a todas las medidas de rescate que estamos tomando para paliar la crisis social y económica que ha traído la pandemia a nuestras ciudades”.

El alcalde de Alicante también ha considerado de vital importancia y así lo ha trasladado en la reunión de las 15 ciudades más importantes de España que “el ministerio elabore y haga llegar a todos los ayuntamientos un protocolo de seguridad homogéneo e igual para todos, con el objetivo de garantizar un transporte público libre de Covid 19”.

Asimismo, los ayuntamientos encabezados por alcaldes populares han planteado la necesidad de conocer los indicadores de movilidad que el Ministerio va a tener en cuenta de cara a saber qué ciudades pasan o no a la siguiente fase de desescalada y han reclamado al ministro Ábalos que tenga en cuenta los datos que poseen las propias ciudades sobre el número de usuarios que están utilizando el transporte público, unos datos que resultarían de gran utilidad de cara a la vuelta a la normalidad.

El fondo de rescate solicitado al ministro Ábalos forma parte de un paquete más amplio de medidas que ayer, a petición del Partido Popular, la FEMP se comprometió a elevar a su Junta de Portavoces, anexándolas a la declaración inicial formulada por las siete ciudades más pobladas de España, que se reunieron por vez primera el 14 de abril.

Según explica, el portavoz del PP en la FEMP, Jorge Azcón, la caída de viajeros, motivada por la crisis sanitaria del coronavirus, ronda el 90%, lo que deja al sector en una situación prácticamente insostenible si no se les ofrece ayuda urgente desde el Estado”.

Los alcaldes del PP de las 15 ciudades más pobladas han exigido al ministro Ábalos un compromiso firme del Ejecutivo para salvar un servicio público que resulta esencial para el buen funcionamiento de las urbes, así como de extraordinaria utilidad para los ciudadanos. Por este motivo, es esencial que se habilite este fondo nacional de 500 millones de euros para financiar los grandes déficits de tarifa que se han generado en el transporte municipal durante la etapa de confinamiento y que continuarán en el período de desescalada como consecuencia de la obligatoriedad de guardar distancia social para evitar contagios.

Finalmente, se ha instado al Ministerio a dotar a las Entidades Locales de fondos suficientes, que pueden venir financiados por fondos europeos, para poder acometer inversiones en materia de infraestructuras asociadas al transporte y la movilidad.