La UTE Alicante revertirá los 60.000 metros de zonas limítrofes para ampliar el vertedero

La Memoria 2018 indica que la capacidad de la cuarta celda permitirá atender los residuos que se produzcan durante los próximos siete años
Imagen relacionada

El concejal de Limpieza y Residuos del Ayuntamiento de Alicante, Manuel Villar, ha informado que la UTE Alicante tiene la obligación contractual de ceder 60.000 metros cuadrados para el desarrollo actual y futura ampliación del vertedero, tal y como contempla el contrato en vigor de 2013. Villar ha recordado que Inusa ya tenía obligación de revertir los terrenos con las instalaciones del CETRA y de las cuatro celdas actuales según el contrato anterior del año 2000. También ha señalado que en la memoria de 2018 de gestión de residuos se resalta que la cuarta celda tiene una capacidad para atender los residuos de los próximos siete años.

Villar ha señalado que “no hay ninguna operación de compra de terrenos como se ha dicho, sino que la UTE tiene entre sus obligaciones contractuales la de poner a disposición del Ayuntamiento los terrenos para el desarrollo del vertedero, concretamente 60.000 metros cuadrados, terrenos que ya se están utilizando y que podrían atender una futura ampliación con una quinta celda, pero que al terminar el contrato revertirán también al Ayuntamiento como ya ocurrió con los terrenos actuales en virtud del contrato de 2000 con Inusa”.

El edil ha explicado que la actual normativa autonómica en materia de residuos permite dotar al vertedero con una quinta celda, pero que para ello habría que solicitar una Autorización Ambiental Integrada, cuestión que no ha ocurrido. “De momento, tal y como figura en la Memoria de 2018, la cuarta celda tiene capacidad para atender las necesidades de Alicante de los próximos siete años”, ha puntualizado.

Fase de planificación

En este momento, el Ayuntamiento se encuentra en la fase de preparar la nueva planificación en materia de residuos. Para ello, ha impulsado la asesoramiento externo con un equipo multidisciplinar formado por ingenieros, geólogos, abogados y otros técnicos para la redacción del Plan de Residuos de Alicante y el proyecto de gestión de residuos del Plan Zona 9, Área de Gestión 4, de la Comunidad Valenciana, que es el que corresponde a Alicante.

“En estos momentos estamos centrados en la nueva planificación de lo que debe ser la gestión de los residuos de Alicante, en la que nos emplearemos al menos un año, desde la adjudicación del contrato de redacción del Plan y el proyecto de gestión. A partir de ahí, estaremos en disposición de redactar los pliegos de condiciones técnicas para la licitación de los nuevos contratos de limpieza y la recogida y tratamiento de los residuos”, ha señalado Villar.

“En la redacción del nuevo Plan de Residuos de Alicante y en el proyecto de gestión del Plan Zonal 9, área de gestión cuarta, de la Comunidad Valenciana se abordará la posible ampliación del vertedero y habilitar una quinta celda, aunque por el momento esto no se ha producido” ha comentado Villar.

Antecedentes: todos los terrenos proceden de anteriores reversiones

En el pliego de condiciones técnicas actual del contrato vigente se detalla que los terrenos ocupados por la planta de tratamiento, mecanización, naves de fermentación, maduración, plantas de residuos de construcción y demolición, vertedero de inertes y residuos no peligrosos, celdas 1, 2, 3, y 4 revierten al Ayuntamiento en virtud del contrato del año 2000 y de la oferta de Inusa en su apartado 19.1 del tomo 14 de mejoras técnicas gratuitas.

En este sentido, los terrenos e instalaciones que ocupa todo el CETRA y el vertedero vienen de una reversión del contrato anterior de Inusa del año 2000 y sus mejoras técnicas. Esos terrenos cuentan con la calificación de servicios urbanos, que solo pueden dedicarse a la ampliación del vertedero de residuos no peligrosos y del CETRA en virtud de la reserva urbanística realizada para una futura ampliación del vertedero. Aparte de los medios puestos por el contratista y en virtud del contrato de 2013 con la UTE Alicante, los licitadores tienen la obligación de habilitar desde el inicio del mismo otros 60.000 metros cuadrados adicionales en el CETRA para una posible ampliación con una la quinta celda, terrenos que revertirán a titularidad municipal al término del contrato vigente.