Un simulacro de rescate en el Postiguet ratifica el nivel de seguridad de las playas

El edil Manuel Villar ha sido de testigo de la rápida actuación del equipo de Salvamento durante un simulacro y el nivel de coordinación de los distintos cuerpos participantes
simulacro en la playa del Postiguet

El servicio de Salvamento y Socorrismo de Alicante, junto con efectivos de la Policía Local, Protección Civil y Bomberos, han realizado un simulacro de rescate en la playa del Postiguet, como preparación y puesta a punto ante futuras emergencias. En ejecucio ha sido supervisado por el Teniente de Alcalde, Manuel Villar, en el puesto de mando situado en el espigón junto al Meliá donde ha destacado la "rápida respuesta de los efectivos participantes y la buena coordinación demostrada entre los distintos cuerpos de emergencia participantes".

Villar ha señalado al finalizar las maniobras de rescate que “se ha demostrado un año más, sobre el terreno, que los equipos de salvamento dispuestos en nuestras playas son efectivos y que están preparados para actuar con rapidez para salvar vidas. Los alicantinos y turistas podemos estar muy tranquilos”.

El simulacro ha comenzado con el barco de bomberos acudiendo al rescate de un bañista con dificultades para salir del espigón. Los bomberos han dado el aviso al servicio de socorrismo, que han acudido con moto de agua y una tabla espinal y han trasladado la victima hasta el barco para ponerlo a salvo.

El segundo escenario se ha iniciado con el aviso de dos personas que se bañaban frente al puesto de la Cruz Roja, que aparentemente tenían problemas, uno de ellos estaba en parada respiratoria, el otro bañista parecía cansado y aturdido. Una pareja de socorristas han acudido con una moto de agua para socorrer al que tenía dificultades respiratorias, mientras que otro socorrista ha acudido a nado para socorrer al otro individuo. La victima en parada es trasladada a través del canal náutico a la orilla donde le espera un equipo médico.

En los dos casos, el protocolo de actuación funcionó a la perfección y según lo previsto. El coordinador de Ebone de Alicante, José Miguel Jiménez, ha incidido al finalizar en la importancia de prestar atención a los indicaciones de los socorristas y a las banderas para prevenir este tipo de accidentes.

Este año para garantizar la seguridad en las playas de Alicante se ha duplicado el número de policías locales hasta sumar 28 agentes y 2 lanchas. En cuanto a socorristas, la cifra alcanza los 47 efectivos, 14 personas de protección civil y 42 vigilantes de playas.