El riesgo para los usuarios obliga a podar el ficus del parque Sergio Melgares

El Ayuntamiento colocará una valla perimetral para proteger el árbol y sus raíces aéreas y a los usuarios de la rotura de ramas
operario podando el ficus

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante ha procedido a la poda del ficus del parque Sergio Melgares, que los propietarios de mascotas habían convertido en un árbol de los recuerdos de sus animales desaparecidos. La rotura de ramas ocasionadas por el estrangulamiento que les producían las cintas anudadas de las mismas por el propio crecimiento del ejemplar, ha llevado a los operarios de Parques y Jardines a verse en la obligación de proceder a su poda y saneamiento retirando las cintas colgadas, que han sido recogidas. Para atender este cometido improvisado, los técnicos municipales van a proceder a la colocación de una valla perimetral, que proteja las raíces aéreas de este ficus tan carácterístico en Alicante -de la familia de los monumentales de la plaza Gabriel Miró- y también a los usurios del parque -conocido popularmente como el de los perros- del peligro de rotura de ramas, al tiempo que sirva a los propietarios de mascotas para colgar sus cintas en recuerdo de sus 'compañeros' desaparecidos.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, ha explicado que "muy a nuestro pesar hemos tenido que proceder a realizar la poda del árbol y retirar las cintas en el colocadas, por el propio bien del árbol para ordenar su estructura de crecimiento, al tiempo que para prevenir posibles daños en las personas por el riesgo que supone la frecuente rotura de ramas de este ejemplar de ficus y que ya ha motivado medidas de seguridad adoptadas en otros puntos de la ciudad como la propia plaza de Gabriel Miró". "No obstante, los operarios han guardado las cintas que se han podido salvar y se va a dar una solución alternativa para que este lugar siga siendo un espacio para el recuerdo de las mascotas desaparecidas, con la colocación de un vallado perimetral que permita proteger el árbol y sus raíces aéreas, salvaguardar la seguridad de los usuarios y donde se puedan disponer las cintas u otros recuerdos de las mascotas desaparecidas", ha añadido el edil.

"Vamos a dar una solución con el máximo respeto posible a los propietarios de mascotas que colgaron del árbol las cintas de manera improvisada, a pesar de que esta posibilidad no está permitida en las ordenanzas municipales, y que pasa por establecer un elemento externo como es el vallado perimetral que permitirá que este ficus del recuerdo siga creciendo, se convierta en un árbol monumental como otros muchos en nuestra ciudad y sea reconocido por todos como un monumento vivo al recuerdo de estos 'compañeros' desaparecidos", ha manifestado el edil. Villar ha añadido finalmente que "es por ello, que junto a la valla también se colocará un panel donde se identifique el lugar y su dedicación como memorial de mascotas y en recuerdo también de la persona que da nombre al parque, el que fuera fundador y jefe de la unidad canina de la Policía Local de Alicante, Sergio Melgares, tristemente desaparecido en abril de 2016".