Recomendaciones frente a la carabela o fragata portuguesa y las medusas

La Carabela portuguesa es una especie de medusa que tiene una peligrosidad MUY ALTA y el contacto con sus tentáculos puede tener consecuencias muy graves para la salud
medusa carabela

La Carabela o fragata portuguesa, Physalia physalis, es una especie de medusa que tiene una peligrosidad MUY ALTA y el contacto con sus tentáculos puede tener consecuencias muy graves por la aparición de síntomas sistémicos: gastrointestinales, neurológicos, musculares y cardiorespiratorios, con el consiguiente peligro de ahogamiento. En cualquier caso, pueden producir quemazón, dolor intenso y laceraciones en la piel, siendo habitual que los tentáculos queden adheridos a la misma.

Esta especie se mueve a merced de las corrientes superficiales y del viento cuyo cuerpo en donde se localizan los tentáculos flota y tiene forma de vela (flotador).

RECOMENDACIONES

EVITAR LA PICADURA

1)      Si hay medusas en la playa, no te bañes y aléjate de la orilla donde puede haber fragmentos del animal.

2)      Si se está en el agua y se ven medusas o el flotador de la carabela, salir del agua tan pronto como puedas. En el caso de la carabela, aunque se vea el flotador lejos, los tentáculos extendidos son muy largos (hay casos de hasta 30 metros) y te pueden llegar a tocar.

3)      Si la medusa o la carabela es fuera del agua (a la arena, sobre las rocas, etc.)  no la toques, aunque pienses que es muerta, puesto que puede continuar liberando veneno.

4)      Siempre seguir las indicaciones de los socorristas.

¿QUÉ SE TIENE QUE HACER SI TE PICA UNA MEDUSA O UNA CARABELA?

Salir del agua si estás dentro y acude al servicio de salvamento. En el caso de picadura de una carabela o se tiene síntomas generales como por ejemplo náuseas, vómitos, mareos, rampas musculares, dolor de cabeza, dificultad para respirar o malestar generalizado, se debe ir al centro sanitario más próximo o telefonear al 112.

Si hay restos de tentáculos, retíralos con pinzas y guantes; si no tienes, hazlo con el borde de un objeto rígido como por ejemplo una tarjeta de crédito o el carnet de conducir para evitar el contacto con las manos.

Nunca frotes la zona afectada, NI utilices toallas o arena para limpiar la herida, puesto que la presión puede aumentar la liberación de veneno.

Lava la zona afectada con agua de mar y comprueba antes de que el agua no tenga fragmentos de tentáculos.

Nunca la laves con agua dulce (el cambio de salinidad provoca más liberación de veneno).

No utilices amoníaco, vinagre u orina.

Para aligerar el dolor aplica frío sobre la zona utilizando una bolsa de plástico con hielo (para evitar el contacto directo con la piel). Pósatelo durante 10-15 minutos, descansa 5 y vuélvetela a posar.

Recuerda: si hay socorrista en la playa, acude a ellos.

 

Información complementaria