La Policía Local refuerza la brigada para el cumplimiento de la Ordenanza de Limpieza

Los nuevos agentes se sumarán a la vigilancia exclusivamente de los incumplimientos y de identificar a los infractores, coordinados con los técnicos del servicio de Limpieza
Manuel Villar, concejal de Limpieza y Gestión de Residuos

La Policía Local de Alicante reforzará a partir del 1 de octubre la brigada específica para la vigilancia del cumplimiento de la Ordenanza de Limpieza y Residuos, vinculada orgánicamente a la Unidad Fox, que vigila además cuestiones como el botellón, los veladores, la venta ambulante y la ocupación de vía pública. Los nuevos agentes se sumarán a la vigilancia exclusivamente delos incumplimientos y de identificar a los infractores, siempre en coordinación con los técnicos del servicio municipal de Limpieza y Residuos.

El concejal de Limpieza, Manuel Villar, ha resaltado que “cinco nuevos agentes se incorporarán a partir del 1 de octubre a la brigada con lo que nos permitirá cumplir con el compromiso adquirido por el alcalde, Luis Barcala, de reforzar la vigilancia para el cumplimiento de la Ordenanza de Limpieza y Residuos de la ciudad”. “Este servicio policial se ampliará a los fines de semana con la Unidad Fox que también se ocupará de vigilar los incumplimientos en esta materia junto con los agentes a pie de calle por los barrios de la ciudad” ha añadido el edil.

Villar ha recordado que “este es un nuevo paso para mejorar el servicio que iniciamos con la renovación del equipo técnico municipal, que seguimos con el refuerzo policial para vigilancia de la ordenanza y con la licitación de los procedimientos para redactar y licitar la nueva planificación y la redacción de los nuevos pliegos de Limpieza y Residuos, ante la finalización de la contrata actual en 2021”.

Los agentes velarán por cuestiones como la retirada de excrementos de mascotas de la vía pública por sus propietarios, el depósito de las basuras en los contenedores en las horas señaladas, el abandono de escombros, enseres y todo tipo de ‘vertidos salvajes’ en espacios públicos, entre otras cuestiones que pueden acarrear sanciones de hasta 3.000 euros.

También está previsto reforzar la vigilancia del estado de limpieza de los solares y de aplicar la normativa en materia de disciplina urbanística, con el objetivo de que los propietarios adopten las medidas correspondientes para el mantenimiento en buen estado de los mismos.

Villar ha resaltado que el Ayuntamiento trabajará de forma coordinada y transversal con los servicios de Limpieza y Residuos, Policía Local y Urbanismo para un mejor cumplimiento de las ordenanzas con el objetivo de contribuir a mejorar la imagen y el estado de la ciudad.