La Policía Local pone más de 400 denuncias en septiembre en el dispositivo contra el Covid

Los agentes han sancionado a 129 personas por realizar botellones, 369 por ruido en fiestas privadas en domicilios y han sancionado a 16 establecimientos por incumplir los horarios
Actuación policial

La Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante, dirigida por el edil José Ramón González, ha realizado un balance de las intervenciones llevadas a cabo durante el mes de septiembre por la Policía Local que han superando las 408 denuncias por desobediencia al incumplir las medidas de seguridad y sanitarias decretadas para hacer frente al COVID.

El Ayuntamiento ha explicado que en los continuos dispositivos y operativos desplegados en toda la ciudad por los agentes policiales han sancionado a 193 personas por no llevar las obligadas mascarillas de protección, con multas de 100 euros. Desde la Policía Local se recuerda que el Gobierno obliga a las personas de seis años en adelante al uso de la mascarilla en todo momento en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o abiertos al público.

Del total de sanciones impuestas en septiembre, 129 han sido por celebrar botellones en diferentes plazas y parques de la ciudad, desalojando los agentes a las personas reunidas consumiendo alcohol que está prohibido con operativos preventivos en la ciudad para su control y vigilancia.

Respecto a las intervenciones en los establecimientos de hostelería y restauración la policía ha realizado cientos de inspecciones y vigilancias levantado un total de 16 sanciones por incumplir los horarios de cierres decretados a la una de la madrugada, los distanciamientos entre clientes y mesas y las medidas de seguridad.

El concejal de Seguridad ha pedido “prevención, concienciación, cumplimiento y responsabilidad individual de todas las medidas de seguridad”, e insistió en que “es decisivo en estos complicados momentos ser más estrictos y responsables con las medidas preventivas de seguridad y sanitarias, los distanciamientos, uso de mascarillas e higiene de manos  porque debemos hacer todo lo que está en nuestras manos para poner freno a la pandemia y evitar así medidas mas restrictivas que sería perjudicial para nuestra economía”.

Asimismo la Policía ha tenido que atender un total de 369 quejas de ruido y fiestas en domicilios que molestaban a los vecinos por denuncias de particulares, y sancionado a 13 por consumo de sustancias estupefacientes, así como a 10 por incumplir la ordenanza de limpieza en Alicante, entre otras sanciones interpuestas este mes.