La Policía Local impone medio centenar de denuncias por desobediencia esta semana

La Policía Local cierra dos bares por carecer de licencia para restaurante y exceso de aforo y sanciona a once establecimientos de hostelería en dos días en Alicante
La Policía Local impone medio centenar de denuncias por desobediencia esta semana en Alicante

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que esta semana la Policía Local ha impuesto un total de 50 denuncias por desobediencia, y ha identificado a 234  personas en los controles y operativos organizados para hacer cumplir el estado de alarma, así como interceptado a 77 vehículos en Alicante.

Según fuentes policiales en estas dos últimas semanas han descendido las sanciones y la mayoría de denuncias se han interpuesto por exceso grupal, uso inadecuado de espacios que no están permitidos, realizar actividades no autorizadas, así como  no guardar la distancia y no llevar la obligada mascarilla de seguridad incumpliendo las medidas de seguridad del Gobierno para hacer frente al COVID.

En el operativo organizado por la Policía Local para controlar los aforos y medidas de seguridad en los establecimientos de hostelería y restaurante con inspecciones y vigilancia, este viernes y sábado se cerraron dos bares uno en la calle Los Cincuenta en el barrio de San Gabriel, por carecer de la Licencia para restaurante y barbacoa con exceso de aforo, con más de un centenar de personas e incumpliendo las medidas de seguridad y distanciamiento, y otro cierre en plaza de San Cristóbal  por incumplimiento reiterado de música y exceso de aforo.

En estas dos últimas jornadas del fin de semana los agentes policiales también denunciaron a un total de once establecimientos de hostelería, tres por incumplimientos de medidas de seguridad dos en San Blas y una en Enrique Madrid, uno por falta de respeto a la autoridad y exceso de personas en Balmis, dos por exceso de veladores y cinco por exceso de aforo.

 El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha señalado que en esta nueva fase  “los cuerpos de seguridad van a continuar realizando controles,  dispositivos y trabajando diariamente  para evitar aglomeraciones y hacer cumplir los distanciamientos, y van a ser muy rigurosos con los limites de los aforos para protegernos porque es muy importante en estos momentos extremar la precaución, usar mascarillas y cumplir todas las normas”.

Concretamente las Policía Local ha intervenido este fin de semana para disolver grupos de personas incumpliendo los distanciamientos en la Plaza Quijano, Bola de Oro, en la Albufereta, el Hipódromo y en una celebración en la calle Pintor Pedro Camacho.

Los agentes policiales también acudieron a disolver dos partidos de fútbol en el parque Lo Morant y la calle Sacerdote Isidro Albert,  con menores juntos en un parque infantil en Olof Palme, y para disolver un botellón con un grupo de jóvenes en Cala Cantalar.