La Policía Local comienza los controles dentro de los autobuses de transporte público

La Policía Local intensifica la vigilancia en el transporte público de Alicante, y solicitan la identificación de los usuarios así como y los motivos del desplazamiento
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que la Policía Local de Alicante ha comenzado a realizar controles en el interior de los autobuses para intensificar la vigilancia en el transporte público de Alicante, y hacer cumplir las medidas establecidas en el decreto de estado de alarma del Gobierno frente al COVID.

De este modo el Ayuntamiento comenzó ayer por la tarde con controles estáticos en los que los agentes daban el alto a los autobuses y solicitaban la identificación de los usuarios así como la razón de sus desplazamientos, para poder conocer si se está realizando una adecuada utilización de este medio de transporte de las personas que suben a los autobuses.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, explicó que esta medida se ha comenzado a realizar en nuestra ciudad después de que nos trasladaran los conductores del servicio de autobuses que “existen determinadas líneas y zonas, que se está realizando un uso inadecuado del servicio, y desplazando mucha gente por motivos que no son de primera necesidad”.

Por tanto desde ayer se iniciaron los controles policiales, en las líneas que los conductores han comunicado que existe algún problema, como son las líneas 01, 03, 04 y 06, y se trasladará a todas las demás. Todos los usuarios que no justifiquen los motivos y la necesidad del desplazamiento serán sancionados, y se les pedirá que bajen lo antes posible del autobús.

“Las personas que no están cumpliendo las medidas de confinamiento es porque no son conscientes de la situación tan grave por la que estamos atravesando a nivel mundial”, destacó José Ramón González quien a su vez señaló que “sus imprudencias ponen en peligro no sólo sus vidas también las de todos los que les rodean, y serán sancionados”.

Los agentes policiales ya realizaban controles de aforo para que se cumpliera la medida establecida de garantizar la máxima separación entre los viajeros, en la que no puede ser ocupados más de un tercio de los asientos disponibles del vehículo.

“La mejor lucha contra el virus es el confinamiento y la higiene, por ello insto a todos a cumplirlo,  a que sigamos las recomendaciones del Estado y de los sanitarios, juntos vamos a salir de esta crisis porque somos una sociedad responsable y cívica” , aseveró el concejal de Seguridad.

El Ayuntamiento quiere que las personas hagan un correcto uso del transporte público y se suban al transporte con una causa “estrictamente necesaria y justificada”, y recuerdan que no está permitido desplazarse lejos de sus domicilios para ir a comprar como algunos están bajando de los barrios al centro y se debe hacer la compra cerca de sus vivienda, ni tampoco se puede utilizar los autobuses para pasear ya que hay que cumplir con el confinamiento.

El transporte público durante el estado de alarma ofrece gratuitamente a los usuarios el servicio, y se exime a los usuarios del pago del billete ordinario sencillo de la validación de las tarjetas de abono, y no se permite el acceso del pasaje a la plataforma delantera del autobús, manteniendo vacía la fila posterior a la butaca ocupada por el conductor, para garantizar la separación entre conductor y pasajeros.

Información complementaria
Galería de Imágenes: 
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses
Agentes de la Policía Local realizando controles dentro de los autobuses