La Policía Local atiende más de un millar de llamadas y emergencias en tres días

Los policías han intervenido por no cumplir las medidas preventivas de seguridad y sanitarias en cuatro obras en las calles Enriqueta Ortega, Tridente y Tintorera, entre otras
Agentes de la Policía Local

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que la Policía Local de Alicante ha atendido desde el pasado domingo un total de 1.020 llamadas telefónicas para acudir a centenares de emergencias, resolver dudas y consultas, así como denuncias de particulares de los incumplimiento de las medidas establecidas en el decreto de Estado de Alarma del Gobierno para hacer frente al COVID-19.

 Durante la mañana de hoy la Policía Local ha interpuesto 12 actas y cerrados restaurantes, bares, cafeterías, una tienda de electrodomésticos y un taller de reparación de vehículos, ha sancionado a dos ciclistas, uno en el acceso a la Explanada y otro en Gran Vía, y ha acudido a un supermercado, en Avenida Aguilera, y levantado acta por dejar pasar de forma reiterativa a mucha gente a la vez a su interior, sin respetar las medidas sanitarias preventivas.

 Los policías han tenido que intervenir por no cumplir las medidas preventivas de seguridad y sanitarias en cuatro obras de la construcción en las calles Enriqueta Ortega, Tridente, Tintorera así como en Historiador Vicente Ramos, lugar donde se ha levantado una acta de sanción, y explicado que los obreros no pueden estar todos juntos, comer, salir a fumar a la vez, o cargar el material y deben adoptar medidas urgentes para trabajar.

 Según fuentes policiales esta mañana acudieron a la avenida de Elche, para cerrar un restaurante que servía desayunos y otro de Sushi que estaba sirviendo comida en su interior y un tercer restaurante en la calle Paris, posteriormente en Pintor Gisbert se actúa en una cafetería a la que acceden clientes, y en Periodista Francisco Bas Mingot, en un bar que servía café y comidas.

 Además también se ha tenido que cerrar y levantar acta en una tienda de electrodomésticos en Padre Esplá, en un taller de reparación de vehículos situado en la calle Antares, y en una frutería con género expuesto en la calle Devesa, y un establecimiento en avenida Costa Blanca.

 La Policía ha tenido que desalojar diez parques y plazas, e intervenir en el parque de calle Teniente Daoiz con cinco jóvenes, balizando la zona, el Parque Infantil Camino del Faro, en la Plaza la Pipa, Plaza Castellón, Plaza Pío XII, Plaza Quijano, en las  Pistas deportivas Avenida Montesinos, la  zona recreativa Virgen del Carmen, en el desalojo de jóvenes en bancos de la calle Jacinto Benavente, y en el desalojo de la paya de la Almadraba de personas paseando perros y pescando con caña desde la orilla.

 Por su parte los agentes policiales en el dispositivo de la tarde han acudido a la calle Maestro Luis Torregrosa, para disolver un grupo de ocho personas bebiendo en vía pública, a la calle José Gil Muñoz, donde varios menores se encontraban tirando petardos, a  Médico Pedro Herrero para desalojar un grupo sentados en un banco, en calle La Fuente donde varias personas estaban realizando deporte en el parque. Además se actuó en Ciudad León de Nicaragua, donde varias personas estaban en la piscina, entre otras intervenciones.

 Desde Seguridad informan que en el día de ayer lunes los agentes policiales identificaron a un total de 51 personas e interceptaron a siete vehículos en la vía pública sin autorización para circular, y levantaron un total de 11 actas por incumplimientos.

 El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha felicitado a los Policías Locales que están desplegados por toda la ciudad por “su profesionalidad, compromiso, excelente trabajo desarrollado durante estos tres días en Alicante de auxilio al ciudadano y de atención a las personas más vulnerables, y para hacer cumplir las medidas preventivas decretadas frente al COVID”.

La Policía Local además durante la tarde noche del lunes intervino en la Plaza Joaquín María López, con un varón ebrio que rompió los precintos y accedió al interior  de la plaza, y en la calle  Teniente Llorca,  donde estaban dos varones sentados bebiendo.

 Asimismo se disolvieron e identificaron a los grupos de personas reunidas en el Barranco de las Ovejas, los policías acudieron y comprobaron que estaban varias chicas jóvenes hablando, así como en la calle Hermanos Soto Chápuli con otro grupo de adolescentes, en Trafalgar y en la calle Huerta con nueve personas sentadas en unas escaleras.

 Desde el Ayuntamiento de Alicante agradecen a los ciudadanos la colaboración, y también recuerdan que no se puede salir a realizar deporte o a pasear, a visitar amigos o familiares, ni juntarse con gente en la calle, ni salir a fumar o reunirse con otros dueños de perros, así como tampoco está autorizado el realizar en el interior de las urbanizaciones lo que no está permitido en la vía pública.

 Los Policías Locales realizan un llamamiento a la colaboración ciudadana, y solicitan que si se observa algún incumplimiento o grupos de personas reunidas llamen al 112 para que se pueda intervenir, recordando que el incumplimiento o la resistencia a las órdenes de la autoridad competente será sancionado con arreglo a lo dispuesto en las leyes.

 En los dispositivos de seguridad los policías locales están patrullando a pie, informando en vehículos con megafonía por toda la ciudad y en quads por las playas, y establecido controles fijos y móviles, para asegurar el cumplimiento de las medidas decretadas por el Gobierno.