El Plan Especial de la Santa Faz incluirá un parque urbano

También se regulará la altura en el suelo terciario y las nuevas construcciones residenciales
Reunión de la Comisión de protección del Caserío y del entorno de Santa Faz

La edil de Cultura, Mª Dolores Padilla, ha presidido la comisión específica del Pleno de Protección del Caserío y del entorno de la Santa Faz, en la que los técnicos municipales han presentado un primer borrador del Plan Especial de la Santa Faz, que tal y como ya avanzó la concejala de Urbanismo, Mari Carmen De España al resto de grupos municipales en la Comisión de Urbanismo, permitirá garantizar la protección de este singular enclave, salvaguardar el patrimonio y armonizar los usos en todo el entorno del Caserío.

A la Comisión han acudido Daniel Simón (Grupo Guanyar), Natxo Bellido y Mª José Espuch (Grupo Compromís), Carlos Giménez (Grupo Psoe) y Juan Francisco Escudero (Grupo Ciudadanos).

El Caserío se encuentra en la actualidad en una situación que ha supuesto la pérdida de valor de los elementos esenciales del mismo, dado que las construcciones realizadas privan de la visión tanto del torreón defensivo, protegido como BIC, como de la cúpula del monasterio, que tiene la condición de Bien de Relevancia Local.

Mediante el Plan Especial se protegen los edificios históricos de la Plaza, estableciéndose una ordenanza gráfica de los mismos, y previendo incluso la reconstrucción de algunos elementos que han llegado a ser demolidos.

También se prevé la dotación de un parque urbano que permita el esparcimiento y que sea suficiente para asumir las aglomeraciones que conlleva la Romería de la Santa Faz. 

Esta zona verde se prevé que conserve el arbolado existente, especialmente en la zona más cercana a la calle del Barranquet y, por tanto, mantendrá en ese espacio un carácter más rústico.

Tanto el suelo terciario que se prevé, como las nuevas construcciones residenciales, se plantean con una altura reducida, no más de tres plantas, de modo que en ningún caso puedan suponer un obstáculo para la visión de los elementos centrales de protección -la torre defensiva y la cúpula del monasterio-.

Cabe recordar que la suspensión de licencias acordada en marzo de 2018 termina el próximo 9 de marzo de 2019, por lo que la tramitación de este plan especial resulta de suma importancia para proteger este espacio emblemático de Alicante y avanzar en la ordenación de todo el entorno, en el que se proponen la creación de nuevos espacios públicos de calidad para el disfrute de la ciudad y los alicantinos.

Tras este primer paso, se abrirá un periodo de consultas con las instituciones implicadas, y posteriormente se realizará la exposición pública del borrador del Plan.