Patronato de Vivienda elimina y limpia más de un centenar de graffitis del casco antiguo

Plan de intervención para limpiar más de un centenar de graffitis de las fachadas, públicas y privadas, el mobiliario y en los espacios y plazas del casco antiguo de Alicante.
Patronato Vivienda

El presidente del Patronato Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de  Alicante, José Ramón González, ha impulsado un Plan de intervención para eliminar y limpiar más de un centenar de graffitis de las fachadas, públicas y privadas, el mobiliario y en los espacios y plazas del casco antiguo de Alicante.

El casco antiguo se ha visto invadido por una oleada de graffitis realizados sobre cualquier tipo de fachadas, en los muros el mobiliario urbano , puertas y cancelas de edificios ya sean públicos o privados, de reciente construcción o pertenecientes al patrimonio histórico, sobre acabados en pintura, de piedra natural, o de acero corten, incluso sobre murales como el de las escaleras de Maldonado.

Para dar una solución a esta situación y a las pintadas que se han ido produciendo en este emblemático y turístico barrio, el edil de Vivienda ha explicado que se ha realizado “un efectivo plan de intervención global de limpieza que comenzó en el mes de agosto con el que se va a conseguir eliminar los graffitis”.

“Esta intervención cuenta con un presupuesto de 25.000 euros y finaliza en el mes de octubre”, indicó José Ramón González quien a su vez destacó que con ella “pretendemos por un lado poner en valor nuestro casco antiguo y por otro intentar frenar las conductas vandálicas eliminando cuanto antes los graffitis, y realizar un mantenimiento constante para evitar que vuelvan a aparecer”.

Entre las más de un centenar de ubicaciones donde se ha intervenido  destacan el mural de las escaleras de Maldonado, Palacete de Labradores,  la plaza del Carmen, Virgen del Remedio, calle Mayor, Villavieja, Paseito Ramírez, Santo Tomás, Santos Médicos, Álvarez, Verónica, así como otras muchas ubicaciones del casco antiguo.

El edil del Patronato indicó que dentro de la intervención “se han utilizado diferentes técnicas y medidas muy efectivas para eliminar los graffitis dependiendo del tipo de soporte afectado".

La limpieza se ha hecho sobre un paramento o chapa pintada, repintando algunas zonas intentando igualar el tono sobre aplacado de piedra o sillería, y aplicando un producto especial que logra limpiarlos con vapor de agua a alta presión. Para las fachadas de piedra una vez limpias se ha optado por aplicar una protección antigraffiti que varia dependiendo del tipo de piedra y su porosidad.