El pabellón Florida-Babel retoma la actividad deportiva

La instalación deportiva se habilitó para acoger a las personas sin techo durante el confinamiento provocado por el Covid-19
Vista interior pabellón

La concejalía de Acción Social ha dado por concluido el uso de las instalaciones del pabellón deportivo Florida-Babel, que se habilitó para acoger a las personas sin techo durante el confinamiento provocado por el Covid-19, y va a proceder a la limpieza y desinfección de las mismas para retomar la actividad deportiva, tras recibir solicitudes en este sentido el área de Deportes de asociaciones deportivas y vecinos. El cierre del pabellón como centro provisional de acogida de transeúntes se produce después de que los trabajadores sociales hayan puesto sobre la mesa distintas soluciones, en función de las necesidades de cada una de las personas acogidas.

Entre las opciones han estado la reubicación a las personas que todavía se encontraban en las pistas deportivas de Florida-Babel entre las instalaciones que tiene el propio ayuntamiento en el CAI, las que ha habilitado la Generalitat en el centro de atención temporal (CATE) y la reserva de habitaciones en distintos hostales de la ciudad, pero también se ha facilitado el retorno a sus municipios de origen a las personas que así lo han solicitado, el desplazamiento a poblaciones donde aseguraban contar con un puesto de trabajo o el alquiler de una vivienda.

Durante todo el periodo que se han utilizado las instalaciones deportivas de Florida-Babel se han acogido en ese pabellón a un total de 150 transeúntes, con una media de ocupación de sesenta personas por día. A lo largo de las dos últimas semanas se han ido buscando distintas soluciones habitacionales y de otro tipo, como la inserción laboral o el regreso a sus localidades de origen, para las personas que han estado acogidas en el citado pabellón. A día de ayer, y a la espera de que se decidieran por algunas de las opciones ofrecidas por el área de Acción Social, quedaban una veintena de personas, que finalmente han sido realojadas entre entre el CAI, el CATE,  distintos hostales y el traslado a municipios de origen.