Una nueva restauración de Luceros devolverá el monumento a su época de mayor esplendor

El Ayuntamiento inicia el procedimiento de licitación para esta actuación en la que invertirá más de 350.000 euros y seis meses para su ejecución
Plano de la fuente

La concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento, que dirige José Ramón González, ha remitido al departamento de Contratación el proyecto restauración de la Fuente de Levante en la plaza de Los Luceros, obra del escultor Daniel Bañuls que fue inaugurada en 1931 en la confluencia de las grandes avenidas de Alicante, Alfonso el Sabio y Estación con Federico Soto y General Marvá. El monumento ha sufrido problemas de mantenimiento especialmente durante la Guerra Civil y en años posteriores, siendo objeto de una primera restauración en 2003 y su desmontaje y restauración en 2006-2007 debido a las obras de la estación subterránea del TRAM. A lo largo de estos 89 años de existencia el monumento ha sufrido un progresivo deteriodo debido a largos periodos de falta de mantenimiento y a los materiales en los que se realizó. Ahora se enfrenta a una nueva restauración con la que se pretende solucionar el deterioro acumulado en la última década, en la que se ha sido objeto incluso agresiones físicas que han mermado su estado. El proyecto, redactado por el arquitecto Jaime Giner, ha sido llevado a Contratación para licitar la ejecución de las obras de restauración con un presupuesto de 374.763 euros y un plazo de ejecución de seis meses. El objetivo del Ayuntamiento es devolver la obra de Bañuls a su época de mayor esplendor.

El concejal de Infraestructuras y Mantenimiento, José Ramón González, ha resaltado que "hemos dado luz verde a la licitación de las obras para restaurar la fuente de Luceros con el objetivo de devolver el monumento a la situación de su época de mayor esplendor con una intervención mínima en la que se preserve y respete todos los elementos originales para que vuelvan a lucir como en su estado original". "El proyecto de más de 300 páginas cuenta con un estudio de detalle sobre los problemas detectados en el monumento y su necesaria restauración en esta actuación en la que además se investigará, documentará y pondrá en valor las piezas intervenidas. Además se pretende obtener información sobre su proceso de producción y de las herramientas utilizadas" ha añadido el edil.

González ha comentado que tal y como se contempla en el proyecto "la soluciones adoptadas tendrán presente el futuro mantenimiento, la conservación y la sostenibilidad ambiental, humana y social". Dicha actuación de restauración será desarrollada por un equipo técnico interdisciplinar compuesto por personal cualificado con titulación especializada y competente en cada una de las materias. En este sentido, se prevé tomar moldes sobre las piezas originales de las cuatro unidades que forman la composición de la obra, tanto del grupo ecuestre completo, como elementos de la columna central, florones, pilas, etcétera, que eviten introducir desviaciones formales durante un eventual modelado. También se contempla la sustitución del alumbrado obsoleto y la reparación de la instalación de agua.

"Hemos llevado el proyecto al departamento de Contratación para licitar y ejecutar esta obra en cuyos trabajos se invertirán seis meses y cuyo proyecto está valorado en 374.763 euros" ha explicado el edil, quien ha resaltado que "es una actuación muy necesaria y esperada que finalmente vamos a acometer para que el monumento de Bañuls, la fuente más emblemática de la ciudad, pueda seguir por muchos años luciendo con todo su esplendor".

Características

El proyecto contempla una restauración completa del monumento que incluye la limpieza general, tratamiento de los elementos metálicos, reposición de piezas y reintegraciones, reparación de fisuras y grietas, retirada de estalactitas y depósitos de cal producidos por el agua, reparación de desconchados, impermeabilización de los vasos de las pilas suspendidas y la taza, restauración del vaso general, revisión de los juegos de agua y del cuarto de máquinas, así como la instalación de una nueva iluminación monumental al estar obsoleta la existente y la renovación de la jardinería que acompaña al monumento.
La actuación se realizará con el vallado completo de la obra y montaje de andamio. También se documentarán todos los trabajos mediante un registro fotográfico, videográfico y cartográfico previo a culaquier intervención y de todos los procesos efectuados, así como del resultado final. Además, se generará documentación fotogamétrica, de nube de puntos dispersa y densa, además de modelo de superficie 3D, en dos fases una previa y otra al final de la intervención.

Antecedentes

Desde su construcción a cargo de Daniel Bañuls en 1930 se apunta en el proyecto que durante la Guerra Civil y la Postguerra el monumento debió tener poco mantenimiento existiendo diversos informes municipales referentes a obras para su conservación, existiendo diversos informes municipales sobre algunas actuaciones siendo una de las más significativas de las que existen datos la desarrollada por el arquitecto municipal Miguel López de 21 de septiembre de 1953 en la que se invirtieron 6.956’82 pesetas. En época más actual, en 2002, se realiza una intervención por el arquitecto Màrius Bevià para la “Restauración de la Fuente de los Caballos de la Plaza de los Luceros en Alicante”. Al poco tiempo, entre los años 2006 y 2007, con motivo de la ejecución de la estación del TRAM de Luceros, la fuente tuvo que ser desmontada, vuelta a montar y restaurada, también bajo su supervisión. 
 
Entre los hechos reseñables, cabe resaltar que en mayo de 2019 se produjo un atentado contra la fuente en el que se provocaron daños materiales con un martillo. A este episodio hay que añadir la falta de mantenimiento desde la última intervención. Todo ello motivaba la necesidad de una actuación de restauración para recuperar la integridad del conjunto y prolongar su conservación, por lo que la Concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Alicante encarga al arquitecto Jaime Giner Martínez el proyecto para la restauración de la Fuente de Levante en la Plaza de los Luceros de Alicante.

Datos históricos 

El 9 de octubre de 1929 la Comisión Municipal del Ayuntamiento de Alicante acordó anunciar un concurso de proyectos y ejecución de los mismos para “una fuente artística y monumental que ocupe el centro de la Plaza”, llamada entonces Plaza de la Independencia. A dicho concurso se presentaron siete proyectos de cuatro autores, siendo seleccionado a través de una comisión de políticos y profesionales, y una votación popular realizada en una urna instalada en el Ayuntamiento, la obra de Daniel Bañuls con el título “Levante”.

Bañuls describía su obra de la siguiente forma, tal cual figura en su memoria: “Los motivos que han inspirado la ornamentación de esta fuente responden a la exuberancia llena de gracia de la región Levantina. Los grupos estilizados de los Caballos en que aparecen dos niños retozando, el más elevado sosteniendo un tirso, simbolizan la fiesta de la vendimia; en las hornacinas hay unas copas que recogen el agua de la fuente que mana de la parte superior del fondo; de dichas copas, rebosa el agua y cae en una Taza sostenida por un ánfora y desde esta el agua revierte a otra Taza mayor situada en la base. En la parte superior de la fuente hay cuatro columnas y alternando con ellas cuatro figuras simbolizando tipos de la región levantina (Valencia, Murcia y Alicante), que sostienen una guirnalda de flores y frutos. Como puede verse en la maqueta con mayor detalle, no creo necesario insistir en la descripción del proyecto. Los materiales serán los siguientes: Las figuras de cemento blanco con arenilla de mármol. Los cuatro cuerpos de que consta la fuente de mampostería hidráulica revestida de cemento. La traída de aguas hasta el pie de la fuente, y el desagüe hasta la alcantarilla más próxima serán de cuenta del Excelentísimo Ayuntamiento. El plazo de ejecución del presente proyecto sería de cuatro a seis meses. El precio, sería de treinta y nueve mil ptas. (39.000). Alicante, 2 de enero de 1930. Daniel Bañuls (firma)”. La fuente fue terminada el 11 de mayo de 1931, aprobándose la recepción de la misma por el Ayuntamiento el 4 de septiembre del mismo año.