La Mesa de Contratación da ‘luz verde’ a la propuesta para adjudicar obras en Cigarreras

Los técnicos valoran las ofertas de las cuatro empresas presentadas y clasifican la de Eneas Servicios Integrales S.A, con un presupuesto de 469.951 €, en primer lugar
Vista aérea de un sector de la ciudad y, en el centro, el complejo Las Cigarreras en lo que era la fábrica de tabacos

Alicante, 1 de septiembre de 2021. Los servicios técnicos de la concejalía de Urbanismo han examinado las cuatro propuestas que se han presentado en el concurso para encargar las obras del proyecto “Intervenciones de protección y recuperación en Las Cigarreras, calle Sevilla, núm. 2”. Expertos de Edificación y Arquitectura de la concejalía que dirige Adrián Santos Pérez se han pronunciado a favor de la propuesta de Eneas Servicios Integrales S.A., que conlleva un presupuesto de 469.951 euros para realizar los trabajos en seis meses.

El Ayuntamiento prosigue así con la tramitación del expediente, que deberá ser aprobado en la Junta de Gobierno Local, con el objetivo de acometer una serie de actuaciones de conservación y rehabilitación, así como de ornato y puesta en valor en el inmueble de la antigua fábrica de Tabacos, que sigue su transformación para completar el complejo Las Cigarreras.

El proyecto se enmarca dentro del ámbito de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) - Área Las Cigarreras, del municipio de Alicante, cofinanciado por la Comisión Europea con cargo al FEDER, dentro del Eje 12 "Desarrollo Urbano" del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020, "Una manera de hacer Europa".

Recuperación en tres fases

La planificación de las actuaciones sobre el conjunto edificado se ha dividido en tres fases propuestas para el Plan Director de Intervención. La primera de las fases de la obra abarca la parte más antigua del edificio, es decir, aquella que constituyó la primitiva Casa de Misericordia con su iglesia y que comprende los cuerpos del edificio que rodean los tres patios, dos rectangulares y uno alargado en forma de “L”, más próximos al acceso principal del mismo.

La fase dos coincide con la primera ampliación general que se produjo del complejo, y en este sentido, engloba a todos los edificios que rodean el primitivo patio rectangular, recuperado espacialmente tras la reciente demolición.

Finalmente, la fase tres incluye las edificaciones que ocupan la zona oriental del conjunto. En ella está la zona denominada “el Secadero” que actualmente funciona como aparcamiento cubierto y lugar para eventos y también está el cuerpo de naves que se prolonga hasta la esquina sureste del complejo. Con respecto a las intervenciones definidas, se limitan a aspectos de la envolvente y los suelos exteriores del edificio.

Niveles de prioridad de las obras

De acuerdo con el plan de actuación, las obras se han agrupado en dos niveles de prioridad. Por un lado, las relativas a las patologías exteriores, que tratan de resolver daños en cubiertas, fachadas y suelos exteriores. Por otro, la recuperación tipológica del conjunto edificado.

En cuanto a los desperfectos externos, se trata de reparar los daños por la falta de estanqueidad y el deficiente mantenimiento que presentan. Los deterioros que se manifiestan con erosiones y diferentes elementos superpuestos que conviene retirar para garantizar la seguridad de uso. Así como atajar los daños en suelos exteriores que se traducen en acumulaciones de agua que deterioran la base de los muros adyacentes. Además, se va a proceder a ampliar el uso de aparcamiento.

Se incluyen en los planes de regeneración los trabajos de recuperación de los huecos originales de las fachadas y la aplicación de un nuevo acabado superficial de las mismas, diferenciando así, oquedades y paños ciegos.