Medio Ambiente instalará dos medidores de a calidad del aire en el Colegio Público Benalúa

Este estudio técnico del Ayuntamiento y la UA servirá para conocer el impacto de las partículas contaminantes por la carga y descarga de graneles al aire libre en el puerto
Descarga graneles puerto Alicante

La Concejalía de Medio Ambiente en colaboración el Instituto Universitario de Ingeniería y Procesos Químicos de la Universidad de Alicante, instalará dos estaciones de calidad del aire – con un analizador de partículas GRIMM y un captador de partículas de bajo volumen DERENDA – en el colegio Público Benalúa, para registrar diariamente y durante un mes, los niveles de partículas PM10m y PM1.5  -- partículas peligrosas -- con las que podrían estar conviviendo diariamente los niños y niñas de este centro.

El objetivo de este programa, explica el concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, "es la vigilancia de la calidad del aire para velar por las salud de los niños y niñas, ante la preocupación de la comunidad escolar". La primera fase se realizará de octubre a noviembre, y en ella se analizará las emisiones derivadas de la actividad de carga y descarga de graneles al aire libre y que pudieran afectar negativamente a la franja urbana anexa al puerto, situada a menos de 1.000 metros. El estudio incluirá, al menos, 20 muestras de filtros que se realizarán en días laborables,  en festivos y en distintas condiciones dispersivas del polvo.

Víctor Domínguez explica que con esta iniciativa se trata de dar cumplimiento al Plan de Gestión de la Calidad del Aire de la Comarca de l'Alacanti Occidental (PMCA), “que considera esta actividad del puerto, potencialmente contaminante, no puede arrojar niveles de PM10 en la ciudad, superiores a las 40ɲg/m3”.

Independientemente de que se informe al Ayuntamiento de Alicante, una vez obtenidos los datos, las conclusiones de esta primera fase se detallarán en un informe a elaborar en los tres meses posteriores y en el que, además de dar cuenta de los niveles diarios medidos, se establecerán valoraciones en función de la meteorología de las normativas de la Generalitat Valenciana y de Alicante. Así mismo, se propondrán las mejores condiciones  para llevar acabo la actividad  disminuyendo  el impacto en la salud. El presupuesto de la iniciativa es de 1.815 euros.