Más de seis mil personas se subieron al autobús de la Navidad

La iniciativa pionera en la ciudad ha servido para fomentar tanto el uso del transporte público como las atracciones navideñas de la ciudad.
Una media de 516 viajeros por día, 6.719 en total, han utilizado este servicio gratuito desde que su implantación el 21 de diciembre.

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la concejalía de Tráfico y Transportes que dirige el edil José Ramón González, puso a disposición de la ciudadanía el autobús de la Navidad de forma gratuita. La iniciativa, que se ha implementado por primera vez en la ciudad este año con el objetivo de fomentar el uso del transporte público durante las celebraciones y de facilitar el acceso a las diversas atracciones navideñas previstas, ha recibido una gran acogida por parte de los usuarios.

Un total de 6.719 viajeros, una media de 516 personas por día, han disfrutado del servicio sin coste desde el pasado 21 de diciembre, fecha cuando se puso en marcha. Esta Línea ha prestado servicio cada diez minutos, desde las 9.00 horas hasta las 22:30 horas, y ha funcionado hasta el 4 de enero inclusive.

La cabecera del autobús de la Navidad ha estado ubicada en la Rambla de Méndez Núñez, nº4 y nº6, y dos paradas han sido establecidas: una en Panteón de Quijano- Plaza de España y otra en Avenida de Federico Soto nº6.

De esta forma, se han logrado con éxito el fin de el evitar en lo posible los desplazamientos en vehículo por el centro de Alicante y fomentar el uso del transporte público, como destacó el edil de Transportes, José Ramón González, “para que se pueda visitar lo que nuestra programación navideña ofrece”.

Esto se debe a que el diseño del recorrido del autobús estaba adaptado a la programación de la ciudad para las fiestas. Así, el trayecto de este transporte discurrió por la Rambla de Méndez Núñez, donde se podía visitar la Plaza del Ayuntamiento para ver el Videomapping, subía a la Plaza de Toros para visitar la Casa de Papá Noel y las atracciones de la Pista de Hielo, y continuaba de bajada hasta el centro, donde estaban los belenes y los mercados navideños.