Más de 1.100 mayores han participado en clases de envejecimiento activo de Acción Social

Julia Llopis: Las clases se han desarrollado en julio en las playas del Postiguet, San Juan y Albufereta y en los centros G. Castelló, Florida, Isla de Cuba, Playas y Juan XIII
Julia Llopis, ante uno de los grupos en clase de gimnasia
  • La concejala concluye que las programaciones, respetando las medidas anti-Covid 19, han tenido lugar con resultados óptimos. 

Alicante. Miércoles, 2 de septiembre de 2020. 
La concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante, Julia Llopis, ha manifestado que su departamento ha beneficiado a más de 1.100 personas mayores durante el mes de julio gracias al óptimo desarrollo de las clases y actividades de envejecimiento activo organizadas por su departamento.

Julia Llopis ha explicado que la programación para socios de los centros municipales de mayores se concentró en el mes de julio teniendo presentes las medidas anti-Covid 19. “Dimos prioridad a las actividades que tenían cabida en espacios naturales, como las playas del Postiguet, San Juan y Albufereta y utilizamos, además, espacios sobradamente amplios en los centros sociocomunitarios Gastón Castelló, Felicidades Sánchez- Florida, Isla de Cuba, Playas y Juan XXIII”. 

“La programación se efectuó con 115 grupos de personas, con la limitación de 10 personas por grupo, con lo que más de 1.100 mayores tuvieron cabida en los mismos. Se impartieron clases de prevención del envejecimiento activo, centradas, sobre todo en actividades deportiva, como pilates, zumba, baile gimnasia y yoga, aunque también se ofertaron enseñanzas de guitarra, teatro y baile”, explica la edil. 

Con estas clases en espacios abiertos y en los centros de mayores mejor dotados, la Concejalía de Acción Social recupera parte de su programación habitual en los veranos. Precisar, que los centros sociocomunitarios citados se abrieron parcialmente en julio únicamente para impartir estas clases teniendo muy presente que no se compartieran materiales entre alumnos y que fueran grupos reducidos. El material deportivo fue privado, se mantuvo la distancia de seguridad, hubo uso de mascarillas y guantes y el suelo y los elementos de las salas se desinfectaron antes y después de cada clase.  

En la imagen, la concejala Julia Llopis, ante uno de los grupos de gimnasia en la playa.