Luz verde al proyecto para duplicar la capacidad de la depuradora de Rincón de León

La iniciativa va aparejada al desdoblamiento de la estación de bombeo de San Gabriel para aumentar la capacidad de evacuación de aguas sucias en casos de lluvias torrenciales
Depuradora Rincón de León
  • Ambos proyectos cuentan con medidas para evitar olores y forman parte de un convenio con la EPSAR de la Generalitat y Aguas Municipalizadas de Alicante por 3,7 millones de euros

Alicante, 28 de agosto de 2022. El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes en Junta de Gobierno el proyecto para la puesta en marcha de los digestores números 3 y 4 de la depuradora de Rincón de León, lo que duplicará su capacidad de tratamiento. Esta actuación que se iniciará antes de terminar el año va sincronizada con la duplicación de la capacidad de la estación de bombeo de San Gabriel y forma parte del convenio con la Generalitat y Aguas de Alicante valoradas en 3.688.013,89 euros, suscrito en 2019, para mejorar la capacidad de respuesta para elevar y tratar las aguas sucias en casos de lluvias torrenciales y evitar en lo posible vertidos al barranco de las Ovejas.

El proyecto que permitirá doblar la capacidad para tratar aguas sucias en Rincón de León, recuperando el funcionamiento de los digestores 3 y 4, incluye medidas concretas para minimizar la emisión de olores y evitar el impacto que este aumento de actividad pueda suponer en el entorno.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, ha destacado que “esta es un proyecto muy importante para Alicante y sobre todo para los vecinos de Gran Vía Sur y San Gabriel que vienen sufriendo problemas por los desbordes del colector general en el punto más bajo en casos de lluvias torrenciales, con las consiguientes molestias y la necesidad de implementar trabajos de limpieza en superficie”.

Entre las infraestructuras que se quiere realizar se encuentra también la instalación de una rejilla que retenga sólidos y que en caso de desbordamiento el impacto sea menor.

“Venimos trabajando de forma conjunta desde el Ayuntamiento con la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana y con Aguas Municipalizadas de Alicante -que ha redactado los proyectos y va a ejecutar las obras- desde que se firmó el convenio por más de tres millones de euros en diciembre de 2019 para dar una solución a este problema, que sufren los vecinos y que requiere de un gran esfuerzo técnico y de infraestructuras” ha explicado.

“Si todo va como está previsto las obras deben empezar a la vuelta del verano y si se cumplen los plazos podrán estar operativas en 2023”, ha resaltado Villar.

La EDAR de Rincón de León, ubicada al sur de la ciudad de Alicante, está equipada con una línea de fangos con cuatro digestores anaerobios estando dos de ellos (n.º 3 y n.º 4) fuera de servicio, por lo que se van a recuperar para doblar la capacidad de la planta y evitar la sobreexplotación de las unidades 1 y 2, que tienen que asumir un mayor volumen de aguas sucias reduciendo su rendimiento, produciendo con ello un aumento en la generación y propagación de malos olores, que ahora con esta actuación se pretende evitar.

Manuel Villar, ha explicado que el proyecto de desdoblamiento de la EBAR de San Gabriel cuenta con un presupuesto de dos millones de euros y el de los digestores 3 y 4 de la depuradora de Rincón de León con las instalaciones de desodorización suma otros 1,7 millones de euros más para su aprobación.

El sistema hidráulico que forman la estación de bombeo de San Gabriel y la depuradora de Rincón de León está asociado al tanque antitormentas construido en la zona con capacidad para retener 60.000 metros cúbicos de aguas que llegan desde los colectores de pluviales en caso de lluvias torrenciales. 

Esta cantidad de agua es elevada desde la Estación de Bombeo (EBAR) de San Gabriel hasta la depuradora de Rincón de León para su tratamiento y reutilización en baldeo, riego de parques y jardines o de suelo agrícola.

Otros proyectos

El Ayuntamiento y la Generalitat trabajan además en el proyecto Alicante Agua Circular que contempla inversiones que superan los 100 millones de euros y que pretende el reaprovechamiento de todas las aguas tratadas en las depuradoras del municipio para riego agrícola evitando su vertido al mar y que contempla la construcción de nuevos depósitos, estaciones de bombeo y parques inundables e instalaciones totalmente sostenibles para volver a dar uso a las aguas depuradas.