Luis Barcala reivindica los aspectos religiosos y turísticos de la Semana Santa alicantina

El primer edil asegura que “éste es un paso más en el camino para que la Semana de Pasión de Alicante se posicione por su singularidad”
Dossier Declaración Semana Santa de Interés Turístico Nacional
  • La vicealcaldesa Mª Carmen Sánchez incide en que “estas celebraciones abarcan, además, distintos aspectos que aumentan el peso específico de la ciudad”
  • El presidente de la Junta Mayor, Alfredo Llopis, afirma sobre la documentación presentada que “es el instrumento necesario para conseguir una declaración que redundará en beneficio de la ciudad”

Alicante, 14 de octubre de 2021. El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha reivindicado esta mañana los aspectos religiosos y turísticos de la Semana Santa de Alicante al acompañar al Consejo Rector de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías, presidido por Alfredo Llopis, en la entrega del dossier para que la Semana de Pasión pueda conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional, que concede el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Ha sido la delegada del Consell, Antonia Moreno, quien ha recibido la documentación contenida en un volumen de 500 páginas. El alcalde ha estado acompañado por la vicealcaldesa y concejala de Turismo, Mari Carmen Sánchez, y el concejal de Fiestas, Manuel Jiménez.

Barcala ha calificado como “impecable” la documentación presentada porque “supone un paso más en un camino ineludible como es el de posicionar a la Semana Santa dentro del ámbito nacional por su singularidad y el sentimiento que genera en una ciudad como Alicante”. Ha expresado su agradecimiento a la representante del Consell “por expresar su voluntad de defensa incondicional de esta justa petición”. Ha significado, finalmente, que “el objetivo que se pretende con la anhelada declaración es es reivindicar el peso específico, tanto religioso como turístico, que tiene la Semana Santa de Alicante”.

La vicealcaldesa ha reseñado la “relevancia turística” que tendría la Declaración “porque aumentaría la repercusión de una Semana Santa que es única. Con su propia idiosincrasia, su conjunción de sentires donde tienen cabida diferentes expresiones con connotaciones mediterráneas, castellanas o andaluzas”. La edil de Turismo ha reseñado también que “esta expresión de la religión popular en Alicante equivale también a gastronomía y socialización, entre otros conceptos. Y contribuye, al tiempo a expandir nuestra imagen turística”.

Alfredo Llopis ha mostrado su satisfacción “después de haber completado, después de varios meses de investigación y documentación, un dossier que debe ser el instrumento necesario para conseguir esa Declaración que no sólo será beneficiosa para la promoción de la Semana Santa sino que, al mismo tiempo, redundará en la imagen de Alicante”.

El dossier

El dossier que hoy ha sido presentado consta de 500 páginas. Ha sido elaborado durante los dos últimos años por la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías. En él se exponen el conjunto de motivos por los que solicita la Declaración para una Semana Santa, con 420 años de historia documentada. Distintos códigos QR y la remisión a enlaces de Internet completan la documentación.

La completa información que, después de analizada y revisada remitirá el Consell a la Secretaría de Estado del ministerio, incide en aspectos históricos, tallas de prestigiados imagineros como Salzillo o Castillo Lastrucci, un patrimonio restaurado por la iniciativa pública y privada, las singularidades de los desfiles procesionales, o el buen número de las manifestaciones culturales, entre otras.

También contiene un exhaustivo informe del Patronato de Turismo sobre los equipamientos de Alicante y alrededores para recibir visitantes con una relación de los servicios e infraestructuras turísticas, los impactos o repercusiones en los medios de comunicación nacionales, los presupuestos anuales de la Junta Mayor y de cada una de las cofradías y hermandades, y el informe favorable de la Generalitat Valenciana cuando en 2009 le otorgó la consideración de Fiesta de Interés Turístico Comunitario. A partir de esa fecha era necesario que transcurrieran cinco años para retomar el expediente y optar a la declaración Nacional.