La Junta de gobierno aprueba el proyecto para modernizar el polideportivo “Pitiú” Rochel

El plan de renovación, valorado en 1.041.616 euros, incluye la sustitución de la cancha de parquet por otra de material de última generación para partidos de alta competición
Imagen actual de la pista del polideportivo "Pitiú" Rochel
  • El plazo de ejecución de los trabajos, desde su adjudicación, será de ocho meses. 

Alicante. Martes, 5 de noviembre de 2019. 
Las concejalías de Mantenimiento, que dirige José Ramón González, y la de Deportes, con José Luis Berenguer al frente, llevan adelante el plan para una profunda modernización del polideportivo municipal “Pitiú” Rochel, por valor de 1.041.616 euros. 
La Junta de gobierno local ha aprobado hoy el proyecto con las obras, denominado “Renovación de instalaciones y modificación de espacios y usos y reparación de cubierta en el pabellón polideportivo “Pitiú” Rochel”, el complejo situado en la zona del estadio Rico Pérez, entre el campo del Hércules y las piscinas municipales del monte Tossal.    

Una vez que se abra el proceso de licitación pública de los trabajos y se adjudiquen, la realización práctica de las obras está previsto que dure ocho meses. El coste de las mismas se cargará al capítulo de inversiones financieramente sostenibles de las cuentas municipales del presente año. 

El proyecto de obras contempla diferentes tipos de intervenciones. Se reparará la cubierta para eliminar las goteras, cuyas filtraciones causan daños en el hormigón del complejo, y se sustituirán los lucernarios existentes. 
También se prevé la sustitución de la cancha actual de parquet por otra de material de última generación que permita la disputa de partidos de alta competición de balonmano, baloncesto, vóley y fútbol sala.
Los últimos partidos internacionales jugados en el “Pitiú”, como los de la Selección absoluta de balonmano femenino, han requerido la colocación de un  revestimiento plástico sobre la pista actual.  

Acondicionar el interior y el exterior

El proyecto tiene por objetivo general acondicionar tanto el interior como el exterior del centro deportivo, que cuenta con una superficie construida de 4.675 metros cuadrados y una capacidad para 1.800 espectadores. Se pretende conseguir la mayor versatilidad posible de los espacios interiores, por lo que se acometerá su redistribución, para que puedan adaptarse a diferentes usos y necesidades dentro del marco de las actividades propias del polideportivo, subsanar las carencias detectadas y adaptarse a los requerimientos tanto de los usuarios como de los trabajadores del complejo. 
Entre las mejoras figura también el trazado de un itinerario accesible de todas las instalaciones.

A la aprobación del proyecto de obras realizado hoy, en la Junta de gobierno local, seguirá la iniciación del expediente de contratación de los trabajos. 

En la imagen, aspecto que muestra en la actualidad el interior del polideportivo.