Israel Galván en Las Cigarreras el próximo 7 de noviembre

El Premio Nacional de Danza, nos mostrará su espectáculo "Solo" en La Caja Blanca
Israel Galván

ISRAEL GALVAN en LAS CIGARRERAS el próximo 7 de noviembre.

La Concejalía de Cultura junto con el Centro Cultural Las Cigarreras acercan a Israel Galvan con su espectáculo "Solo".

Con entradas a 12€ anticipada, 15€ en taquilla y un aforo reducido, el bailaor danzará en la Caja Blanca, dentro de la exposición "Ensayo antes de la actuación, un proyecto de investigación curatorial" que busca generar un territorio en proceso de crecimiento. Sin más compañía que sí mismo, Israel Galván explora en ‘Solo’ las posibilidades de su danza al desnudo.

Famoso por su audacia coreográfica, tras una inicial indagación bailando en solitario y sin música a partir del flamenco más clásico, el bailaor lleva el concepto al extremo dando como resultado una experiencia vanguardista. Galván sigue los pasos de su admirado Vicente Escudero, quien ya bailó sin música hace casi 100 años. El artista se expone sin artificios y muestra lo que es. El escenario no está amplificado con micrófonos. No hay acompañamiento musical en “Solo”, en su lugar, Galván, crea una banda sonora escuchando en profundidad su propio cuerpo, usando ritmos hechos con los pies, con dedos chasqueantes e incluso en algunos momentos fugaces, con su voz. Una buena oportunidad de contemplar lo rico que es su repertorio y asimilar el lenguaje único creado por el artista y que ha abierto un nuevo mundo de posibilidades en la danza flamenca del siglo XXI.

REVOLUCIÓN SIN MÚSICA:

Vicente Escudero concibe la idea de bailar sin música pero, por otro lado, es algo intrínseco al flamenco porque la música es el propio cuerpo del bailaor. Y lo concibe treinta años antes de que Merce Cunningham haga la gran revolución de bailar sin música. Y cuando él se presenta en Nueva York en los años treinta con ritmos sin música la crítica lo celebra muchísimo. Luego pasan cosas, Vicente Escudero vuelve a España, desaparece, pero allí lo celebran como algo impresionante, un artista muy radical. El bailarín se presenta como el dueño de su espacio, que es algo muy importante en la modernidad, y que ya no depende ni siquiera de la música para construir su trabajo sobre el escenario. Ésa que es una de las grandes revoluciones de la danza después de la segunda Guerra Mundial, la hace antes un flamenco. Y encima, eso forma parte de la idiosincrasia del propio flamenco. Darse cuenta de eso es lo que hace que Israel no note complejos, que pueda hablarle a los artistas modernos de tú a tú. Últimamente, ha estado en el Guggenheim de Bilbao con Sol Picó y danza moderno. Tengo amigos especialistas de danza que no lo habían visto nunca y me han llamado como diciendo “este tío les ha mojado a todos las orejas”. Todos los demás que eran los supuestos modernos, parecían a su lado arcaicos. Pedro G. Romero

Como bien explica el propio Israel Galvan, «Donde me encuentro bien bailando es encima del riesgo. No es porque tenga una estrategia, ni me he planteado ser el más vanguardista. Sale. Si me meto en una cosa nueva, innovadora o que nunca se ha hecho, es siempre desde la raíz. Mi intención es escapar a los clichés flamencos y tomarme las máximas libertades. Hoy un artista flamenco ya no se cria en los tablaos o en las fiestas. He ido al colegio, tengo internet y voy al cine. Los bailaores hoy ya no tienen las mismas influencias que antes. Pero lo nuevo viene de las raíces. La gente dice que mis movimientos son nuevos y hasta grotescos, pero yo he aprendido mirando a fotografías de hace cincuenta años. Intento hacer volver la danza a su esencia, aunque el resultado no es gracioso, al final es más puro.»

SINOPSIS SOLO

Israel Galván, Premio Nacional de Danza, ha actuado en los principales escenarios de Europa y es uno de los artistas más innovadores del flamenco. Reinventa el género. Revienta los moldes. De él ha llegado a decir Enrique Morente "es el más viejo de los bailaores jóvenes".
Solo es una reflexión personalísima sobre el baile flamenco sin música y sin ningún tipo de adornos, donde el único instrumento es el bailaor, con su cuerpo y el suelo que pisa, y que le hizo merecedor del premio Ciudad de Barcelona de Danza. Flamenco sin música, a pelo, en la más desnuda soledad, bajo la historia y la belleza de un espacio tan singular como es el Corral de Comedias.

"Bailar en silencio me ha llevado a intentar que suene cada rincón de mi cuerpo."
"Israel Galván tiene fama por su audacia, por sus zapateados complejos y por su flamenco clásico actualizado con un sabor de vanguardia. Su virtuosismo combinado con su visión de futuro del flamenco crea una experiencia esclarecedora y poco común." New York Times.
BIOGRAFÍA Israel Galván de los Reyes (Sevilla, 1973)

Hijo de los bailaores sevillanos José Galván y Eugenia de Los Reyes, desde los cinco años vive de manera natural los ambientes de tablaos, fiestas y academias de baile a los que acompaña a su padre. Pero no es hasta 1990 que encuentra su vocación por el baile.
En 1994, se incorporó a la Compañía Andaluza de Danza, dirigida por Mario Maya, y este fue el comienzo de una carrera imparable que ha conseguido los premios más importantes en el flamenco y la danza a nivel nacional y numerosos reconocimientos internacionales.
En un momento en que el baile se debatía entre lo rancio y lo nuevo, llega Israel Galván para fusionar tradición y vanguardia flamenca. “Es el más viejo de los bailaores jóvenes”, dice de él Enrique Morente.

“Israel Galván tiene fama por su audacia, por sus zapateados complejos y por su flamenco clásico actualizado con un sabor de vanguardia. Su virtuosismo combinado con su visión de futuro del flamenco crea una experiencia esclarecedora y poco común”. New York Times

El espectáculo Solo, de Israel Galván, tendrá lugar en mitad de la exposición que desde octubre, puede verse en Las Cigarreras, Ensayo antes de la actuación. Exposición dentro de la Convocatoria Buitblanc, con obras de Rosana Antolí / Gonzalo Puch / Žilvinas Landzbergas / Julia Mariscal
Rodríguez-Méndez / Eduardo Infante y comisariada por Diana Guijarro

La exposición Ensayo antes de la actuación es un proyecto de investigación curatorial que busca generar un territorio en proceso de crecimiento. Una especie de fase preparatoria donde las diferentes propuestas se encaminan a reflexionar sobre la presencia corporal, las posibles interacciones entre los cuerpos y los espacios, y en cómo las partes pueden convertirse en un todo complementario.

La propuesta pretende profundizar en las múltiples posibilidades que nos brinda el ensayo y el error entendidos como experimento abierto a la incertidumbre, una prueba para conocer si algo funciona o no y en base a esto, ajustarnos y enlazarnos en una supuesta sincronización dentro de un entorno que se encuentra marcado por
diferentes pautas.

Información complementaria
Vídeos: