El gobierno municipal reitera a la Generalitat que abone los 733 expedientes

El pleno ya aprobó esta petición en febrero para que todas estas familias pudieran cobrar al tener informes favorables, al tiempo que urge agilizar los expedientes restantes
Imagen relacionada

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, integrado por los grupos PP y Ciudadanos, han presentado una declaración institucional al próximo pleno para urgir a la Generalitat, y particularmente a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que dirige Mónica Oltra, para que apruebe y abone las rentas valencianas de inclusión (RVI) que esperan 733 familias alicantinas con expedientes favorables, de entre los 1.317 que habían tramitado los servicios sociales municipales antes de decretarse el estado de alarma y que esperan resolución del Consell.

Esta petición ya se formuló en el pleno ordinario del mes de febrero, tres semanas antes de declararse oficialmente la alarma sanitaria por el coronavirus y que ahora se reitera de forma más urgente ante la situación de precariedad que están atravesando estas familias alicantinas en situación de vulnerabilidad. Desde el equipo de gobierno municipal se teneme que la crisis de la COVID19 acabe agrandado la brecha social y aumente los fenómenos de exclusión por lo que requiere agilidad al Consell.

En la declaración institucional suscrita por las portavoces del PP, Mari Carmen de España, y de C’s, Mari Carmen Sánchez, se expone que “a día de hoy, Conselleria mantiene bloqueados y sin resolver, desde el mes de octubre de 2019, 1.317 expedientes, de los cuales 733 tienen propuesta aprobatoria por parte del Ayuntamiento”. En este sentido, se señala que “en lo que llevamos de año, Conselleria únicamente ha resuelto 52 expedientes en el mes de marzo, de los cuales la mayoría han resultado denegados”.

“Aun así desde la Concejalía de Acción Social, que dirige Julia Llopis, se han seguido tramitando en la medida de lo posible 80 expedientes más de RVI en el periodo de confinamiento, pero nuestro esfuerzo no se ve reflejado ante la pasividad de Conselleria, que no está resolviendo los informes acumulados que son favorables, porque resolver los desfavorables no nos ayuda a nada” exponen en la declaración institucional.

Desde el equipo de gobierno municipal se reitera la necesidad de dichas rentas para las familias alicantinas vulnerables al tiempo que señalan en el texto de la declaración que “tenemos miles de llamadas reclamando la renta valenciana de inclusión ya tramitadas, familias a las que ante la tardanza de la Conselleria en su resolución nos vemos abocados a atenderles con ayudas municipales”.

En este sentido, se destaca como la falta de aprobación y abono de estas rentas de inclusión social por parte de la Conselleria limita o priva a otras familias de la posibilidad de acceder a nuevas ayudas para hacer frente a la emergencia derivada de la pandemia, por lo que reiteran la urgencia de aprobar las rentas a estas 733 familias con expedientes favorables por parte de la Generalitat .