Educación arranca el curso con un foro sobre los retos educativos y la convivencia escolar

Apertura Oficial del curso académico, mañana miércoles a las 18:00 horas en el CEIP Pràctiques-L'Aneja
Cartel de la Apertura Oficial del Curso escolar 2016-2017

    La Concejalía de Educación que dirige la edil María José Espuch, con motivo del inicio oficial del curso escolar 2016-2017 ha organizado mañana miércoles una jornada de debate y reflexión sobre los ‘Retos educativos y convivencia escolar. Del acoso escolar a la cooperación en las aulas’, a cargo de la catedrática de Psicología de la Educación, María José Díaz-Aguado, quien abordará las vías para avanzar hacia un nuevo modelo de enseñanza en el que el alumnado pueda desarrollar sus aptitudes para el emprendimiento, la cultura del esfuerzo y la capacidad de cooperación.

   La concejala de Educación, María José Espuch, que presidirá a las 18:00 horas el acto junto al director General de Política Educativa, Jaume Fullana, ha mostrado su satisfacción por poder contar con la participación de María José Díaz-Aguado en el acto oficial de Apertura del Curso de este año en la ciudad de Alicante, que se desarrollará en el salón de actos del CEIP Pràctiques-L'Aneja, con capacidad para alrededor de 200 personas. Asistirán también la delegada territorial de Educación, Tudi Torró, y los concejales de Empleo y Sanidad, Sonia Tirado y de Cultura y Modernización, Daniel Simón.

   “Sabemos que esta charla será de gran interés para padres y madres, para el profesorado y para la comunidad educativa de los centros de Alicante en general, porque aborda problemas reales de convivencia escolar que María José Díaz-Aguado, reconocida experta de referencia en materia de convivencia escolar, abordará desde una perspectiva innovadora y constructiva”, ha indicado Espuch.

   Para ello, Díaz-Aguado hará referencia a las conclusiones de una larga serie de investigaciones sobre convivencia escolar realizadas por la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense de Madrid –en las que participaron 40.000 personas en todo el territorio nacional, entre ellas 11.000 familias y 7.000 profesores --, y especialmente de dos estudios de ámbito estatal sobre violencia de género e igualdad realizados con la colaboración de 17 Comunidades Autónomas –en los que se contó con la participación de 23.000 adolescentes y 20.000 personas, respectivamente--.

  Díaz-Aguado expondrá los grandes cambios experimentados por la sociedad en las últimas décadas y hará hincapié en la necesidad de que el modelo de educación que se encuentra vigente, -- forjado en el periodo de la Revolución Industrial, basado en los principios de obediencia incondicional a la autoridad, con una estructura de aprendizaje individualista y competitiva --, se transforme y adapte a los nuevos retos del siglo XXI.

   “El mundo está cambiando muy rápido, y persiste el modelo de sociedad que se creó hace 200 años y que marcó una escuela tradicional que enseñaba en tareas fragmentadas muy aburridas, porque en la revolución industrial iban a ser un peón dentro de una cadena y era muy importante que se acostumbraran a trabajar en trabajos monótonos”.

Pero el modelo actual de sociedad –añade-- exige otra forma de educar adaptada a los retos del siglo XXI: hoy hablamos de desarrollar el emprendimiento, la cultura del esfuerzo, de desarrollar la capacidad de cooperación y la identificación con un objetivo de un proyecto”, indica al respecto.

En este contexto, Díaz-Aguado ha valorado el interés del Ayuntamiento de Alicante en materia de convivencia escolar y ha considerado especialmente relevante el papel que pueden jugar las entidades locales, para “ayudar a crear una red necesariamente local donde se coordinen todos los recursos y se cree una cultura de la colaboración que tiene que sustituir a la cultura del dominio y la sumisión del individualismo competitivo creado hace en la Revolución Industrial”.

SOLUCIONES PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR

   En este contexto, según apunta Díaz-Aguado, “es muy importante que toda la sociedad, y en especial la comunidad educativa, se ponga de acuerdo para crear la alternativa y sobre cómo construir el tipo de sociedad que anhelamos: una sociedad igualitaria, donde se respeten los derechos humanos, la dignidad de la persona, la igualdad entre hombres y mujeres, la resolución no violenta de los conflictos”.

 En la actualidad, en el ámbito escolar se producen con situaciones conflictivas tales como el acoso escolar y los casos de disrupción en las aulas, que están experimentado una tendencia al alza y que son fruto de los esquemas de comportamiento heredados del modelo tradicional de enseñanza. “Muchos de los mecanismos que se siguen reproduciendo son para otro mundo diferente al que queremos tener”, comenta la experta en convivencia escolar.

  Ejemplo de ello, ha insistido, es el acoso escolar, que según explica, “es la expresión de un modelo en el que se entrenaba a los chicos a dominar y a someter a las personas, porque ese era el modelo que iban a ejercer en la familia, en el barrio, en distintos contextos”.

“Hoy día, la sociedad se horroriza al tener conocimiento de los casos de acoso escolar, pero hay que cambiar la forma de socializar, el cómo se resuelven los conflictos, hay que enseñar desde todos los contextos sociales que la violencia es la peor forma posible de resolver un conflicto y hay que desarrollar alternativas”.

   Igualmente, Díaz-Aguado abordará mañana otro de los aspectos que más preocupan a la comunidad educativa, como es el papel de las nuevas tecnologías, que en los últimos años se han venido relacionando con el incremento de la violencia de género entre adolescentes.