El Consell bloquea más de 1.100 expedientes de alicantinos que piden la Renta de Inclusión

Julia Llopis exige a la la consellería de Mónica Oltra que resuelva los expedientes tramitados desde Alicante para paliar situaciones de precariedad económica
La concejala Julia Llopis, en una intervención pública.

Alicante. Martes, 11 de febrero de 2020.

La concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante, Julia Llopis, ha denunciado hoy que la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas, que dirige Monita Oltra, mantiene bloqueados y sin resolver 1.140 expedientes de ciudadanos y familias alicantinas que han pedido la Renta Valenciana de Inclusión como ayuda para superar su difícil situación económica.

La edil alicantina ha afirmado que el Ayuntamiento de la ciudad ha hecho su trabajo, pero que el “parón” en la gestión de estas ayudas por parte del departamento de la Generalitat que dirige Mónica Oltra agrava el día a día de cientos de familias que viven con numerosas carencias, lo que les aboca aún más hacia la exclusión social. Esos citados 1.140 expedientes cumplimentados desde el Ayuntamiento aguardan en las mesas de la Generalitat desde el mes de agosto, según aclara la edil.

Julia Llopis ha explicado hoy que tras la “derivación” que desde la Generalitat se hizo en abril de 2018 para que los ayuntamientos realizaran la gestión administrativa de estos expedientes, el Consistorio alicantino ha tramitado 3.477 solicitudes, correspondientes a otros tantos ciudadanos o familias. Cada uno de estos expedientes, tras las entrevistas a los solicitantes y la elaboración de informes y propuestas, se envió a la consellería que lidera la vicepresidenta del Consell, para que, en su caso, diera el visto bueno y empezaran a pagar.

Falta de respuestas

La concejala ha desvelado hoy que la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas almacena 1.140 expedientes -de los 3.477 que se le han remitido- sin resolver. Este bloqueo, y la consiguiente falta de respuestas a las personas que demandan estas ayudas, está provocando que los afectados se dirijan a los centros sociales alicantinos exigiendo sus derechos, cuando el silencio administrativo es fruto de la descoordinación de la Generalitat.

Llopis ha asegurado, además,  que las oficinas de su concejalía están recibiendo a numerosos alicantinos a los que, tras meses de espera, la Generalitat ha aprobado las ayudas pero que, inexplicablemente, el área de Mónica Oltra no les realiza ingreso alguno, lo que agrava su día a día.

Situaciones comprometidas

La edil desconoce cuántos de esos 3.477 expedientes resueltos están en realidad percibiendo la renta valenciana de inclusión y emplaza al Consell del Botánico a tramitar con urgencia todas las ayudas y a abonar a las personas que se les reconoce la prestación porque "estamos hablando de situaciones económicas muy comprometidas y de familias que no tienen posibilidad de tener otros recursos económicos"

La edil de Acción Social y Familia de Alicante ha llamado también la atención sobre la falta de diligencia de la Generalitat a la hora de enviar la subvención, cuantificada en más de 2 millones de euros, para que el Ayuntamiento contrate a los 67 técnicos, administrativos y ayudantes que finalizaron sus contratos en diciembre y que integran parte del equipo que lleva adelante buena parte del papeleo de la mencionada Renta Valenciana de Inclusión.

Se espera la subvención para personal

Como se recordará la finalización del contrato que subvenciona la Generalitat supuso el despido de estos técnicos encargados de tramitar las ayudas el pasado 31 de diciembre y "mientras que no se apruebe esta subvención los plazos para tramitar los expedientes, dado que no contamos con el personal suficiente por la dejación del Consell en su responsabilidad, se van prolongando y la situación de las personas que necesitan estas ayudas se agrava".