El Consejo de Participación Pública de Valorización estudia el proyecto de los ecoparques

El Ayuntamiento impulsa la construcción de tres nuevos ecoparques que den cobertura a las zonas norte, centro y oeste de la ciudad con 1,8 millones de inversión
Áreas de influencia de los cuatro ecoparques que formarán la red

Alicante, 08 de noviembre de 2021. El Consejo de Participación Ciudadana de los Servicios de Valorización y Eliminación de Residuos Domésticos y Asimilables, presidido por el concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, ha estudiado el Proyecto de Gestión de la Red de Ecoparques, que prevé la construcción de tres nuevas instalaciones que den cobertura a las zonas norte, centro y oeste de la ciudad, además de a la sur con el ya existente, con una inversión de 1,8 millones de euros. El  dictamen definitivo será sometido a aprobación el próximo día 23.

Los tres nuevos ecoparques contemplados en el Proyecto de Gestión de la Red de Ecoparques de Alicante tienen como objetivo alcanzar los fines contemplados en el Plan Zonal de Residuos Zona 9 de la Generalitat Valenciana, que compete a Alicante, en materia de recogida selectiva de residuos y vendrían a completar al único existente en la actualidad situado en el polígono industrial de Aguamarga en la carretera de Elche.

“Con la puesta en marcha de esta red de ecoparques, que nos gustaría tener operativa a lo largo del próximo año, pretendemos facilitar la gestión de los residuos domésticos peligrosos a los ciudadanos, al tiempo que contribuir a reducir las escombreras ilegales en el perímetro de la ciudad o el abandono de enseres, ya que en los ecoparques se pueden depositar hasta 500 kilos por persona y día de escombros y también todo tipo de enseres voluminosos y electrodomésticos” ha resaltado Manuel Villar.

Nuevos ecoparques

Las nuevas instalaciones cuentan con los anteproyectos elaborados valorados en su conjunto en 1.856.497,28 euros, incluida la adecuación del ecoparque actual, con un coste en torno al medio millón de euros por unidad.

El Servicio de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos estudia la disponibilidad de parcelas municipales que reúnan las condiciones necesarias para su ubicación en el entorno de Playa San Juan (zona norte), en las inmediaciones de Villafranqueza (zona centro), en el entorno de los PAU I y II hasta San Gabriel, incluido polígonos industriales, pedanías y Urbanova (zona oeste), que se sumarían al existente en la zona sur, en la avenida de Elche en el polígono de Aguamarga. Todos ellos abarcan un área de influencia en torno a las 140.000 personas, salvo de la zona de playa que se plantea para en torno a unos 50.000 residentes más.

Los solares propuestos para albergar estas instalaciones están ubicados en el entorno de playa de San Juan y Cabo de las Huertas, en las proximidades del campo de fútbol de Villafranqueza -en un solar que requerirá el cambio de usos- y en terrenos próximos a los PAU I y II. En cuanto al actual de Aguamarga, se ha planteado que de un servicio especial a las partidas rurales, además de a la zona de San Gabriel, Gran Via Sur y Urbanova. El próximo día 23, el equipo de gobierno planteará en virtud de lo debatido las propuesta definitivas en un dictamen que someterá a aprobación del Consejo de Participación Ciudadana.

Cada una de las instalaciones que formarán parte de la Red de Ecoparques, llevará asociado un ecopunto móvil y que se encargará de acercar a los distintos puntos de sus áreas de influencia un vehículo donde los ciudadanos podrán depositar residuos domésticos peligrosos como aceites usados, pilas, bombillas, entre otros.

Características

Los nuevos ecoparques fijos tendrán una superficie estimada de 5.000 metros cuadrados, aunque se podrán reducir su espacio para adaptarse a la población de su área de influencia y a la superficie disponible, como en el caso de playa San Juan. 

Los contenedores se dispondrán a doble cota para facilitar el depósito por los usuarios y la retirada por la empresa prestataria del servicio. El número de contenedores habilitados será superior a 10 con capacidad unitaria de entre 18 y 26 metros cúbicos para facilitar el depósito de voluminosos y escombros, entre otras tipologías de residuos. Además, las instalaciones dispondrán de dos autocompactadores para facilitar la retirada del residuo hasta la planta de tratamiento. Todos dispondrán de una zona cubierta con marquesina para la recogida de residuos peligrosos y RAEEs (aparatos eléctricos y electrónicos). La circulación de vehículos estará segregada o separada entre vehículos particulares y los camiones de carga y descarga del servicio.