La Concejalía de Sanidad indaga la tenencia de un tigre albino en un chalé de El Rebolledo

La mascota es uno de los escasos ejemplares en el mundo de esta subespecie felina, que se cree extinguida en su medio natural.
El tigre albino alicantino

Alicante. Domingo 15 de septiembre de 2019.
Un tigre blanco adulto, mascota de lujo en un chalé de El Rebolledo. Alicante, con este ejemplar excepcional en manos particulares, entra a formar parte de los pocos enclaves de Europa que cuentan con una de estas rarezas salvajes. 

La Concejalía de Sanidad ha emprendido los trámites para conocer la procedencia y las circunstancias que rodean al animal, que el propietario de una casa de campo de la partida alicantina mantiene enjaulado en un espacio de su patio, cerca de la piscina.   

La Concejalía de Sanidad, dirigida por la edil Julia Llopis, en coordinación con el veterinario municipal, va a requerir al propietario del tigre para que aporte la documentación, los permisos, seguros y demás requisitos que rodean la tenencia de un ejemplar de una especie peligrosa como esta.

El tigre albino o blanco, cuya denominación científica es la de “panthera tigris albinus”, es una subespecie felina que se cree extinguida en el medio natural. Sobreviven una veintena de ejemplares en cautividad en el mundo, entre parques zoológicos y otros centros.  

La Policía Local y el Seprona de la Guardia Civil tienen conocimiento de la presencia del tigre y han elevado a sus superiores los debidos informes. Ahora, desde el Ayuntamiento se va a solicitar al propietario que muestre toda la documentación, así como lo relativo a vacunas y demás, para que pueda acreditar la tenencia legal del tigre, de unos cinco ó seis años. Desde Sanidad también se comprobará si el propietario cumple con lo estipulado en la legislación sobre animales potencialmente peligrosos y si cuenta con la pertinente licencia.

Los datos conocidos hasta ahora por la Concejalía de Sanidad apuntan a que el animal procede de otro propietario que también lo tenía en cautividad. Desde este departamento municipal estiman que estas fieras salvajes deben vivir en sus hábitats naturales, ya que el comercio alrededor de los mismos incide en su extinción.

En la imagen, el tibre albino alicantino.