La Concejalía de Educación destinará este curso 125.000 euros a actividades extraescolares

La edil Julia Llopis destaca que este plan municipal “pretende ganar agilidad y eficacia" para que las subvenciones a las AMPA lleguen a comienzos de curso y a numerosos alumnos
La concejala de Educación, Julia Llopis
  • El Ayuntamiento remite un nuevo escrito a la Intervención de la Generalitat para desbloquear el Plan Edificant tras dos meses de silencio por parte de la Administración autonómica

Alicante, 2 de septiembre de 2021. La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alicante destinará 125.000 euros a un plan municipal de ayudas extraescolares para el inminente curso 2021-22. Las subvenciones se canalizarán directamente a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) “para que sean efectivas desde el inicio de las clases y no como las del Consell, que apenas alcanzaron al 1,25% de los alumnos a las que van destinadas porque se convocan muy tarde, en agosto, y los trámites para disponer del crédito retrasan su puesta en marcha hasta los meses de abril, mayo y junio, a final de curso”, explicó la concejala responsable del área, Julia Llopis.

“Lo más operativo en este tipo de ayudas es que las gestionen directamente las asociaciones de madres y padres para que estén vigentes desde el comienzo de la actividad escolar y alcancen a una cifra considerable de alumnos y no a una minoría”, añade la concejal de Educación. “La conselleria de Marzà le quitó a las familias la subvención para dársela a los ayuntamientos, a sabiendas de que así el dinero retornaría a la Generalitat por la imposibilidad e inviabilidad de su desarrollo y ejecución eficientes”.

25.000 euros para ayudar a las aulas matinales 

Llopis resalta que este plan municipal de ayudas extraescolares se suma a la línea ya aprobada por el Ayuntamiento de 25.000 euros en subvenciones a las AMPA para que los padres puedan dejar a los niños en los colegios una hora antes del inicio de las clases, la denominada “escola matinera”.

Por otra parte, la edil resalta que el Ayuntamiento siempre ha estado abierto a solucionar el desamiantado de los colegios de Alicante y se ofreció a realojar a los conserjes de los centros Azorín, El Tossal y Emilio Varela, tal y como puso de manifiesto el alcalde el 21 de julio en la reunión con los responsables de la Conselleria, “pese a que es la Administración autonómica como responsable de las obras la que debe asumir todos los costes y plantear las soluciones habitacionales alternativas, como sostienen los servicios jurídicos municipales”, puntualiza Llopis.

“Desde abril llevamos esperando una respuesta de la conselleria sobre las fechas concretas de los trabajos de retirada de fibrocemento y no se nos ha informado hasta el momento”, añade. “Es una burda excusa para solo haber quitado el amianto de uno de los centros y dejar tirados a los otros tres, después de seis años de tripartito nacionalista. ¿Cuál fue la excusa en los cinco cursos anteriores?”, se pregunta.

Desbloqueo del Plan Edificant y silencio de la Generalitat

Asimismo, la Concejalía de Educación acaba de enviar un nuevo requerimiento a la Intervención General de la Generalitat para que se pronuncie sobre los reparos que plantea el Interventor de Alicante al desarrollo de las obras del Plan Edificant en los que considera que esos proyectos son competencias impropias del consistorio y corresponden a la Generalitat. “El primer oficio se envió el 30 de junio y se ha quedado sin respuesta en estas vacaciones estivales del tripartito”, indica Llopis.

“Después de más de dos meses de silencio”, afirma la edil, “es la inacción y la falta de respuesta de la Generalitat la que está bloqueando el desarrollo del Plan Edificant en Alicante, pero no vamos a cejar en nuestro empeño por sacarlo adelante”.