La Concejalía de Acción Social crea la Mesa por la Vivienda

La herramienta estará compuesta po el Ayuntamientio y la EIGE, la PAH-Stop Desahucios Alicante y las entidades bancarias
La Concejalía de Acción Social crea la Mesa por la Vivienda

 El Ayuntamiento de Alicante ha constituido la Mesa por la Vivienda, integrada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca-Stop Desahucios de Alicante (PAH), varias entidades financieras (así como de sus empresas gestoras de vivienda), el Colegio de Abogados de Alicante y la Entidad de Infraestructuras de Generalitat Valenciana (EIGE), con el objetivo de abordar la situación de vulnerabilidad y/o exclusión social de la ciudadanía en el ámbito de la vivienda en Alicante.

La  concejala de Acción Social, Vivienda y Participación Ciudadana, Julia Angulo, ha explicado que en esta primera reunión, tras la constitución de la Mesa, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Alicante ha propuesto a las entidades bancarias y a sus empresas colaboradoras en la gestión de vivienda, la cesión de un 20% de su parque de viviendas para dedicarlo a alquileres sociales. Algunas entidades ya valoran realizar en casos concretos alquileres sociales a familias en situación de exclusión social. Sin embargo, se dan situaciones en las que el riesgo de verse incumplidos los acuerdos entre los particulares y las entidades bancarias impiden llegar a compromisos firmes.

La propuesta gira en torno a ceder la gestión de esas viviendas al Ayuntamiento, durante un período de tiempo, con la contrapartida de que sea la institución pública quien asegure el cumplimiento de los acuerdos adquiridos entre las partes, introduciendo mecanismos de control y compensación (como por ejemplo el compromiso de mantener el inmueble y devolverlo en las mismas condiciones al final del acuerdo). La concejala de Vivienda se ha comprometido a trasladar la propuesta al equipo de gobierno para que se valore su viabilidad jurídica. El 20 de abril, el Ayuntamiento de Alicante y las entidades bancarias presentarán sendos informes para decidir sobre el alcance real de la propuesta.