La Concejalía de Acción Social acoge a 650 menores en las Escuelas Municipales de Verano

El Ayuntamiento invierte 110.000 euros en sus escuelas veraniegas, que desarrolla en once centros, y cuenta con subvención de la Consellería de Igualdad
La concejala Julia Llopis, con algunos de los alumnos de las Escuelas Municipales de Verano, en el colegio Azorín
  • La concejala Julia Llopis visita el colegio Azorín, que dedica cinco aulas y los patios para el desenvolvimiento de estas actividades educativas y de entretenimiento.

Alicante. Domingo, 12 de julio de 2020.

La concejala de Acción Social ha puesto en marcha las Escuelas Municipales de Verano para atender a niños y adolescentes de familias vulnerables. Este años acogen a 650 niños y adolescentes de 3 a 18 años en Alicante de forma gratuita durante todo el mes de julio.

La edil responsable del área, Julia Llopis, visitó el viernes las instalaciones que el Colegio de Enseñanza Infantil y Primaria (CEIP) Azorín, uno de los once centros que alberga Escuela de verano en la ciudad, para revisar el desarrollo de las actividades y cambiar impresiones con la dirección y el profesorado. En su contacto con los alumnos, Llopis les ha hablado sobre la importancia de las medidas anti Covid-19.

El Azorín ofertó 67 plazas para la Escuela de verano y ocupa con este fin un total de cinco aulas. El colegio, según ha explicado su directora, Susana Morales, dispone de extensos espacios y patios por lo que puede acoger con facilidad estas actividades observando el debido distanciamiento, obligado para evitar la transmisión del coronavirus.

La concejala Julia Llopis ha destacado que las Escuelas de Verano Municipales están pensadas como un apoyo a familias con escasos recursos o que atraviesan necesidades especiales, por lo que, además de las clases, a los alumnos y alumnas se les facilita alimentación, a través de catering en frío.

La concejala de Acción Social, Educación y Familia de Alicante ha precisado que el Ayuntamiento dedica una partida de 110.000 euros para sufragar este servicio, a lo que hay que sumar la subvención de 73.000 euros que aporta la Consellería de Igualdad.

En colegios, centros socioeducativos y comunitarios

Llopis ha explicado que las Escuelas Municipales de Verano desarrollan su actividad en los CEIPs San Roque, La Florida, Isla de Tabarca, Gloria Fuertes y Azorín, además de en los Centros Socioeducativos San Blas, Playas, La Casita, y Gastón Castelló. Los centros comunitarios Isla de Cuba y Felicidad Sánchez también acogen aulas de estas escuelas de formación, ocio y entretenimiento. Todos estos equipamientos forman la red de once establecimientos que prestan este servicio durante el mes de julio en la ciudad.

Desde la Concejalía de Acción Social, desde donde se ha llevado la organización y gestión de las Escuelas de Verano, explican que las vías de acceso para que los menores y adolescentes entren a las mismas han sido las mismas de todos los años: estar asistiendo a actividades de los Centros Municipales Socioeducativos y por derivación de los técnicos de los equipos sociales de base.

Las Escuelas de Verano, según especifican desde Acción Social, están cumpliendo las medidas higiénico sanitarias marcadas por la Conselleria de Presidencia y Sanidad debido a la pandemia.

“Para asegurar las medidas se han limitado los alumnos por cada monitor y a unos y otros se les toma la temperatura tanto a la entrada como a la salida de la actividad, entre otras medidas”, según ha explicado la concejala.

En la imagen, la concejala Julia Llopis, en su visita al colegio Azorín.