Los bomberostoman la ladera del Benacantil en un complejo rescate simulado

Los Bomberos de Alicante cuentan con una unidad de élite especializada de Búsqueda y Rescate
Rescate Bomberos

Los bomberos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Alicante han demostrado en el rescate simulado vertical en altura con tirolina guiado en caída realizado en la ladera del monte Benacantil, que cuentan con una unidad de élite especializada de Búsqueda y Rescate de profesionales formados, capacitados y entrenados para llegar hasta los lugares más inaccesibles para salvar vidas en nuestra ciudad.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, manifestó en el simulacro el orgullo que es para el Ayuntamiento contar con estos “bomberos especialistas”, al tiempo que explicó que cuando hay una emergencia “los sistemas de búsquedas dependiendo del terreno y donde se encuentra la víctima despliegan una unidad u otra, pero siempre con un protocolo conjunto de la UMANT, Canina y la UBR, que se complementan para llegar a un 100% de localización y éxito en la intervención”.

El simulacro comienza con una llamada, que recibe el SPEIS al 112, en la que se alerta del rescate en altura, de una persona que se ha precipitado por el monte Benacantil y se encuentra herido y atrapado en un lugar de difícil acceso, es un varón de 26 años, localizado en un saliente de la roca de la pared del monte sin poder ubicar su punto exacto.

Los bomberos de inmediato movilizan a su Unidad de Búsqueda y Rescate, a la Unidad Canina y a la Unidad de Medios Aéreos no Tripulados -UMANT-, hasta un total de 50 efectivos participan en este rescate, con 20 bomberos, diez policías locales, diez voluntarios de Protección Civil y los efectivos sanitarios con un Samu.

“Agradecer tanto a Policía como a Protección Civil que han participado y al Samu, y en especial al cuerpo de bomberos por la realización de este simulacro que es muy importante para la ciudad de Alicante, tenemos un monte que parece de fácil acceso pero es muy complicado intervenir, hay recientes experiencias de rescates y es necesario que ellos estén entrenados para prestar el mejor servicio al ciudadano”, aseveró José Ramón González.

Para la práctica se estable un Puesto de Mando Avanzado, en una zona accesible en vehículo en La Ereta, donde de forma simulada estaría el control de los medios de Drones de la Unidad de Medios Aéreos no Tripulados UMANT, para que con la ayuda de los Drones guíe al equipo de rescate hasta la zona caliente de intervención junto con la Unidad Canina de Bomberos que rastrea y barre una zona accesible.

La primera intervención consiste en la Geolocalización de la zona, a través de Medios Aéreos no Tripulados, gps, y la localización de la víctima, verificando que el turista precipitado se encuentra en un lugar de difícil acceso escarpado. Por ello, para realizar el rescate y evacuación del herido, es necesario realizar un montaje e instalación de sistemas de cuerdas y evacuación.

El Sargento del SPEIS jefe de la Unidad de Búsqueda y Rescate, Javier Ramos Manzanaro, ha explicado que "cuando los medios aéreos localizan a la víctima seis bomberos especialistas en cuerdas llegan hasta ella comprueban su estado, y le realizan una primera asistencia sanitaria, y se monta un sistema de descenso para bajarla con una camilla a través de una tirolina guiada en caída. El rescate desde arriba se realiza en menos de media hora en tres tramos, con una maniobra en tobogán del último tramo de forma descendente con la camilla, para salvar la altura, y se traslada hasta La Ereta donde es atendida por los servicios sanitarios”.

El concejal José Ramón González ha señalado que con estas maniobras los bomberos se han enfrentado “a un desafío arriesgado logrando afrontar una emergencia muy compleja, y extrema, que se ha dado en tiempo real, y donde han podido verificar de forma coordinada cómo mejorar la respuesta para ser más ágiles y eficaces”.

El jefe de bomberos del Ayuntamiento de Alicante, Carlos Pérez, ha destacado que se ha demostrado en estas maniobras “la coordinación de las tres unidades del SPEIS que es fundamental para resolver un rescate en altura, y para que ellos mantengan el entrenamiento que les exige la profesión, y poder poner estos medios a disposición de los alicantinos como garantía de éxito y que en un tiempo corto podemos resolver cualquier emergencia”.

Los bomberos, a través de esta guía instalada sobre la roca podrán realizar rescates en altura y llegar a las zonas de difícil acceso, en nuestro emblemático castillo, que recibe anualmente miles de visitas, y va a quedar preparada para poder utilizarse en caso de tener que intervenir.

El concejal de Seguridad ha felicitado a los bomberos y puesto en valor el excepcional trabajo del equipo de rescate del SPEIS destacando "el gran entrenamiento y entrega que realizan para la ciudad y no siempre la gente ve, organizando este simulacro con una preparación de más de dos años, formación y coordinación, en unas maniobras que pasan a la historia donde hemos podido comprobar la profesionalidad y rapidez con la que logran acceder, rescatar, atender y salvarle la vida ".

El SPEIS cuenta con un equipo especializado en Búsqueda y Rescate, que lo compone un total de 30 bomberos y lleva en marcha con formación, intervenciones y prácticas en bomberos desde hace más de dos años, el equipo de gobierno material de última generación para intervenir con la mayor eficacia.

Desde el SPEIS han recordado que no se puede escalar en el castillo, y realizan un llamamiento a las personas que van a realizar excursiones y salen a la montaña a que conozcan bien los lugares a los que van a subir, escalar o ir de montañismo, comprueben el grado de dificultad y salgan siempre bien equipados y preparados, para evitar así accidentes o pérdidas así como decisiones equivocadas, ya que la mayoría de rescates que se realizan son por imprudencias.