Barcala califica de “hito para Alicante” las obras de la nueva Ciudad de la Justicia

El alcalde destaca que el proyecto, con un plazo de ejecución de 33 meses, “resuelve una deuda histórica con la ciudad” y contribuirá a la reordenación del barrio de Benalúa
El alcalde Luis Barcala junto con el presidente de la Generalitat Ximo Puig
  • El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, resalta “la voluntad de colaboración del Ayuntamiento desde el minuto cero” para impulsar una actuación que prestará servicio a 400.000 ciudadanos en la comarca

Alicante, 16 de enero de 2023.  El alcalde Luis Barcala ha calificado este lunes de “hito para Alicante” la puesta en marcha de las obras para la construcción del nuevo edificio de la Ciudad de la Justicia Rafael Altamira en el barrio de Benalúa. Tras asistir al acto de firma de replanteo de la nueva Ciudad de la Justicia, el primer edil ha destacado que el inicio de esta actuación es de “suma importancia para mejorar los servicios judiciales de Alicante y comarca, al tiempo que supone un impulso de modernización para el barrio de Benalúa”.

El primer edil ha subrayado que el comienzo de esta “gran actuación resuelve una deuda histórica con Alicante, que es la única capital de la Comunidad Valenciana que no cuenta con Ciudad de la Justicia, y facilitará las gestiones de los ciudadanos al acabar con la dispersión de órganos judiciales y agruparlos en su gran mayoría en un mismo edificio”. Asimismo, este proyecto de la Generalitat Valenciana contribuirá a avanzar “en la reordenación de barrios como Benalúa y proyectos como el de la avenida de Aguilera que tiene en marcha el Ayuntamiento”, ha precisado Barcala.

La Ciudad de la Justicia Rafael Altamira cuenta con un presupuesto de 72,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 33 meses. El edificio que se construirá junto a la avenida de Aguilera, enfrente del actual Palacio de Justicia, contará con siete plantas de altura, dos sótanos, semisótano y aparcamiento, repartidos sobre un total de 47.000 metros cuadrados que se levantarán sobre una parcela de 5.500 metros cuadrados. El complejo dispondrá también de una gran plaza central y zonas ajardinadas para prestar servicios a los más de 400.000 habitantes del partido judicial de Alicante.

Colaboración entre instituciones públicas

“Quiero destacar la colaboración entre la Conselleria de Justicia que dirige Gabriela Bravo y el Ayuntamiento de Alicante para sacar adelante este proyecto de gran envergadura y trascendencia como servicio público esencial”, ha añadido Barcala. “Me gustaría que el resto de proyectos necesarios para nuestra ciudad, como son los nuevos colegios y centros de salud, pudieran contar con la misma agilidad y voluntad para desarrollarlos”, ha añadido.

Por su parte, y en la misma línea, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha agradecido durante el acto celebrado en los juzgados de la calle de Pardo Gimeno “la voluntad de colaboración desde el minuto cero del alcalde Barcala y los técnicos municipales para impulsar los cambios normativos necesarios para el desarrollo de este proyecto”. Asimismo, el jefe del Consell ha resaltado que la futura Ciudad de la Justicia Rafael Altamira será “un revulsivo urbanístico para el barrio de Benalúa y para Alicante, en consonancia con las actuaciones de transformación que lleva a cabo el Ayuntamiento”.