El Ayuntamiento y Masatusa prueban de forma experimental un autobús eléctrico

El objetivo municipal para los próximos diez años es renovar 68 de los 97 autobuses y que más del 30 por ciento incorpore tecnologías más sostenibles para reducir emisiones
El alcalde Luis Barcala y el concejal de Medio Ambiente Manuel Villar han participado en la prueba del autobús eléctrico

Alicante, 14 de mayo de 2021. El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y el concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, presentaron el primer autobús 100% eléctico que la empresa concesionaria Vectalia pone a prueba con el objetivo de estudiar su incorporación a la flota del transporte público municipal. El Proyecto de Servicio Público del autobús urbano contempla la renovación de 68 de los 97 autobuses que componen la flota en la próxima década y que más del 30 por ciento de la misma incorpore tecnología cero emisiones híbrida o eléctrica.

Luis Barcala ha resaltado la apuesta del Ayuntamiento por el transporte público sostenible y la incorporación de tecnologías que reduzcan las emisiones y los gases de efecto invernadero, en una apuesta por la innovación expresada en la estrategia 'Alicante Futura'.

En este sentido, el alcalde ha recordado que “en 2019 se incorporaron cinco vehículos híbridos a la flota de autobuses urbanos y que el objetivo planteado por el Servicio Municipal de Transportes es que este número alcance al menos la treintena en los próximos años con tecnología híbrida e incluso con eléctrica a medida que avance la tecnología 100% eléctrica como con otras basadas en energías renovables que posibilite que los autobuses alcancen la autonomía operativa que permita ser operativos para incorporar unidades a la flota”.

El alcalde ha señalado que esta experiencia piloto trata ahora de probar la autonomía y capacidad de atener las necesidades del transporte público en una ciudad como Alicante. El autobús tiene una apariencia normal, pero la tecnología todavía no permite soportar un uso como los convencionales o hibridos, además de requerir estaciones de recarga de gran potencia y tener un coste todavía elevado superior al doble de los actuales vehículos híbridos.

Es por ello, que por el momento la empresa concesionaria va a probar esta unidad del autobús eléctrico “Solaris Urbino 12 Electric” que fue galardonado con el prestigioso premio europeo “Bus of the year 2017”. Se trata de un autobús 100% eléctrico, libre de emisiones contaminantes y acústicas y con una autonomía de más de 200 kilómetros, según los datos del fabricante que ahora van a ponerse a prueba.

Masatusa va a desarrollar una prueba experimental en recorridos por la ciudad de Alicante sin pasajeros, pero en condiciones de plena operatividad para comprobar la autonomía y posibilidades de los mismos. Masatusa también ha tiene en estudio otras tecnologías sostenibles como pueda ser la aplicación del hidrógeno a los vehículos de transporte.

“Esta experiencia piloto de eletro movilidad en el transporte público de Alicante se alinea con la firme apuesta que nuestro Ayuntamiento está realizando hacia la movilidad sostenible con la campaña “Ahora juntos” y se ha traducido en diferentes medidas para fomentar el uso de medios de transporte sostenibles como las bicicletas y los vehículos de movilidad personal, con el objetivo de conseguir una ciudad menos contaminante y más amigable para los ciudadanos” ha comentado Manuel Villar.

Villar ha recordado que en marzo de 2019 el transporte urbano colectivo de Alicante se sumó a la electromovilidad con la incorporación de cinco autobuses híbridos, con una inversión de 1,5 millones de euros, sumando a Alicante a las ciudades que apuestan por la incorporación de tecnologías menos contaminantes reductoras de las emisiones de gases CO2 de efecto invernadero, en una clara apuesta por la sostenibilidad y por el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible con los que el Ayuntamiento se encuentra alineado en cumplimiento de la Agenda Alicante 2030.

El Solaris eléctrico será probado por Masatusa sin pasajeros, reproduciendo las condiciones de prestación de servicio de transporte urbano en las diferentes tipologías simulando las condiciones de ocupación media de viajeros. El estudio permitirá conocer la autonomía real del vehículo sobre el terreno para tener datos objetivos con los que valorar una posible incorporación en un futuro a la flota.