El Ayuntamiento reclama al Consell implicación en la financiación del Plan de Inclusión

Antonio Peral considera que "es necesario que la Conselleria que dirige Oltra aporte un porcentaje económico relevante a este plan para reducir las desigualdades en Alicante"
Concejal de Coordinación de Proyectos, Antonio Peral

El concejal de Coordinación de Proyectos, Antonio Peral, ha mantenido una reunión con la vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalidad Valenciana, Mónica Oltra, en la que ha invitado al Consell a participar en las reuniones que se vayan celebrando en materia del Plan de Inclusión Social, la segunda fase del Plan de la Zona Norte y la Agenda 2030 de la ciudad de Alicante. Asimismo, el edil ha pedido al gobierno valenciano que intermedie en aquellas competencias que exceden de las municipales y que requieren apoyo y financiación por su parte.

Este plan, dotado para este año con cerca de 25 millones de euros, pretende ser el instrumento para combatir el riesgo de exclusión social y para reducir el número de personas residentes en la capital en situación de vulnerabilidad. Además, se espera que a lo largo de los cuatro años de esta legislatura se destinen más de cien millones de euros a financiar todas las políticas contempladas en el Plan de Inclusión Social de Alicante.

Durante la reunión, han hecho un análisis por las distintas concejalías de las actuaciones concretas que deben coordinarse desde las dos administraciones. En materia de vivienda se pretende erradicar la vivienda precaria para lo que Peral ha comentado que “es necesario realizar un estudio sobre el estado de las viviendas y para actuaciones preventivas, a corto plazo, tenemos información para empezar”, pero demanda a Oltra que por coste y competencias, es fundamental el concurso de la Generalitat.

Antonio Peral ha agradecido la presencia de la vicepresidenta en Alicante a la que ha puesto en marcha “todos los proyectos municipales como es el Plan Municipal de Inclusión en la Zona Norte o la Agenda Alicante 2030, ya en fase de participación, y le hemos pedido colaboración en aquellas cuestiones que son de competencia de la Generalitat para lo que la consellera ha mostrado su predisposición a colaborar y ponerlo en marcha”.

Por su parte, Mónica Oltra asegura que se han emplazado a seguir concretando en el territorio esos planes de actuación que a través de la renta mínima de inclusión, reforzar el personal de intervención socio comunitaria en los barrios de la Zona Norte, Cementerio y Carolinas, conectar todo esto con la dirección general de Educación Inclusiva y, luego en toda la parte de vivienda coordinar las distintas acciones a poner en marcha con las concejalías de Urbanismo, Vivienda y Servicios Sociales, tanto en materia de mejora de las comunicaciones como de la rehabilitación.

También desde el consistorio apuestan por articular programas de mediación gitana, intercultural y socioeducativa para la Zona Norte que refuercen el aprendizaje de la lengua y alfabetización y que se flexibilicen las prácticas en empresa del alumnado de los cursos de formación laboral no subvencionados por LABORA.

Por otro lado, dada la necesidad de equipamientos ciudadanos existente en la zona de actuación EDUSI Alicante, Peral ha solicitado la cesión de dos centros en desuso propiedad de la Generalitat, uno en la calle Dámaso Abad y el otro sito en la calle Primitivo Pérez, para dedicarlo a actividades cívicas y familiares.

El Plan de Inclusión Social de la ciudad de Alicante se enmarca dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU para el periodo 2020-2030 y persigue, dentro de este ámbito, poner fin a la pobreza y al hambre, dar una educación de calidad, propiciar la igualdad de género, lograr un trabajo decente y que el crecimiento económico afecte a todos, reducir las desigualdades, propiciar una ciudad y una comunidad sostenible, además de garantizar paz, justicia e instituciones solidarias.