El Ayuntamiento reactiva la tramitación de la ordenanza de Vehículos de Movilidad Personal

El fin es facilitar la utilización de los patinetes en Alicante como medio alternativo de transporte ante el nuevo marco de movilidad urbana frente al COVID
Salón de Plenos

El Ayuntamiento de Alicante ha acordado hoy en el Pleno continuar con el procedimiento de aprobación de la nueva ordenanza municipal que regula los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), paralizado por el estado de alarma, para facilitar la utilización de los patinetes en Alicante como medio de transporte alternativo para dar respuesta al nuevo marco de movilidad urbana frente al coronavirus.

El concejal de Movilidad, José Ramón González, ha explicado que con la ordenanza se pretende también “garantizar una movilidad de la ciudadanía alternativa al vehículo, y un modo de transporte individual con los Vehículos de Movilidad Personal no contaminantes, más económicos y accesibles para todas las personas, ante esta nueva crisis para ofrecer alternativas al cambio en la movilidad que se está produciendo a nivel mundial”.

El decreto aprobado hoy da inicio de la apertura del plazo de exposición pública, por un plazo de 30 días, desde la publicación del edicto en el Boletín Oficial de la Provincia de Alicante, para la presentación de alegaciones, sugerencias y reclamaciones por parte de los interesados.

Con motivo de la crisis del COVID-19 se han producido cambios drásticos en la movilidad urbana, con una previsión al alza en el uso del coche particular y con criterios de distanciamiento social, por ello desde el Ayuntamiento de Alicante para garantizar la salud pública, en este nuevo marco de la movilidad, quiere fomentar impulsando esta ordenanza el uso de los vehículos de movilidad personal, por ser un modos de transporte alternativo.

“Es una oportunidad para acelerar el cambio de hábitos, que ya se han iniciado, en beneficio de la ciudadanía hacia la utilización de otros medios de transporte, para hacer valer una movilidad sostenible con los vehículos de movilidad personal”, aseveró el concejal de Movilidad.

De esta forma, el Ayuntamiento agiliza la tramitación del procedimiento de ordenanza tras el levantamiento de la interrupción del plazo de exposición pública para una pronta, ágil y eficaz respuesta al nuevo marco de movilidad urbana generado por la crisis sanitaria del COVID-19, y que la circulación de los VMP se regule de forma segura y dentro de un marco normativo propio.

El edil de Movilidad, José Ramón González, ha explicado que “la nueva ordenanza es muy necesaria porque regula la circulación de los VMP de forma segura, quedando limitada su velocidad a 25 kilómetros horas, y estableciendo que puedan circular por las vías de un solo carril y sentido, carriles bici, pistas bici, sendas ciclable, calzadas zona 30, ciclo-calles y calles cuyo límite de velocidad sea 30 km/h”.