El Ayuntamiento insta al Gobierno la reparación de los espigones de la finca Adoc

El Pleno aprueba una Declaración Institucional del equipo de gobierno para promover la reparación de la zona conocida como “Rocafel”, desde el Promontorio hasta la Albufereta
Albufereta

Alicante, 24 de septiembre de 2020. El Pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado una declaración municipal del equipo de gobierno municipal, integrado por los grupos PP y Ciudadanos, en la que se insta al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la urgente reparación y acondicionamiento de los espigones y otras instraestructuras de finca Adoc. La iniciativa ha salido adelante por unanimidad de todos los grupos políticos. 

El concejal de Urbanismo, Adrián Santos Pérez, ha explicado que "los temporales que se vienen produciendo en Alicante en los últimos tiempos están provocando que la zona denominada como “Rocafel”, desde el Promontorio hasta la playa de la Albufereta, se produzcan numerosos daños como consecuencia de las arremetidas del mar, cuya reparación viene acometiendo el Ayuntamiento de Alicante”. Pérez ha indicado que “las reparaciones municipales no tienen sentido si el Gobierno no repara y acondiciona los espigones de contención ubicados para este efecto y que requiren de una gran inversión”.

El edil de Urbanismo ha señalado que “la prueba más reciente de ello fue el temporal Gloria, que ha afectado de forma importante a viarios y muros, debido precisamente a que los espigones de contención, responsabilidad del Ministerio, no han cumplido su función, ya que no están en las condiciones adecuadas desde hace décadas”.

Es por todo ello, que el equipo de gobierno requiere al Ejecutivo central, a través del departamento de Costas, la gestión, tramitación y ejecución a la mayor brevedad posible, de las obras en los espigones así como en las zonas de Dominio Publico Marítimo Terrestre necesarias para proteger el ámbito comprendido en la zona denominada como “Rocafel”, desde el Promontorio hasta la playa de la Albufereta, en orden a que las nuevas reparaciones de competencia municipal que se realicen y los bienes reparados no se vean nuevamente afectados por los fenómenos atmosféricos que se puedan producir en el futuro.