El Ayuntamiento homenajea a las cofradías y hermandades y a miles de alicantinos

Permanecerán en los balcones de la Casa Consistorial unos cobertores de gala, hasta el Domingo de Resurrección, 12 de abril
Balcones del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Alicante ha decidido homenajear a los integrantes de las 28 cofradías y hermandades integradas en la Junta Mayor y a los miles de alicantinos que todos los años se vuelcan en la conmemoración de la Semana Santa con la colocación, desde hoy y hasta el domingo 12 de abril, de unos cobertores de gala en los principales balcones de la Casa Consistorial.

El alcalde Luis Barcala ha explicado que el engalamiento de los balcones "es una sencilla manera de reconocer, desde el Ayuntamiento, el ejemplo de responsabilidad social que demostraron cofrades y hermandades cuando decidieron por unanimidad y los primeros en España la suspensión de las celebraciones de la Semana Santa en Alicante". 

El primer edil ha significado que "aunque no habrá procesiones este año, que suelen ser el eje principal sobre el que pivota esta celebración, hemos creído importante en estos momentos tan críticos que todos estamos pasando hacer este gesto para resaltar que pese a la pandemia estamos en vísperas de nuestra de Semana Santa, una de las celebraciones más importantes para todos los alicantinos y que nosotros no podíamos dejar pasar de largo, sin homenajearla desde el Ayuntamiento. Nuestros balcones serán de esta manera un símbolo para los cofrades,  hermandades y para todos los alicantinos que se vuelvan desde lo más profundo de su fe y creencias en esta celebración religiosa de que nuestra Semana Santa no estará este año en nuestra calles pero seguirá viva en nuestros corazones". 

El alcalde ha señalado, por último, que "las procesiones de Semana Santa de 2019 volverán a ser emitidas por L´Alacantí TV estos días para acompañar en estos momentos a los alicantinos que de forma tan solidaria están cumpliendo con el confinamiento en sus hogares" . También se podrán ver por este canal de televisión los oficios religiosos que se celebren a puerta cerrada.