El Ayuntamiento culmina las obras de descontaminación de la zona central del Postiguet

A finales de mes la zona acotada de la playa quedará totalmente abierta al público
Visita Obras Postiguet

El alcalde, Luis Barcala, y la vicealcaldesa y concejal de Turismo, Mari Carmen Sánchez, han anunciado la culminación de las obras de descontaminación de la zona central de la playa del Postiguet y que antes de finalizar julio quedará totalmente abierta a los usuarios, durante una visita a la actuación junto al concejal de Limpieza Urbana y Medio Ambiente, Manuel Villar. Barcala y Sánchez han destacado la complejidad técnica de esta actuación de emergencia y la seguridad con la que se ha llevado permitiéndose el baño en el resto de la playa. La actuación ha permitido eliminar los restos de hidrocarburos vertidos en este punto central de la playa, frente al edificio de servicios, procedentes de una antigua conducción de fuel enterrada que comunicaba los depósitos de La Británica en la Serra Grossa con el puerto y que ha contaminado más de 3.000 metros cuadrados, lo que ha obligado a retirar más de 6.000 toneladas de arena, que ocupaban más de 4.000 metros cúbicos de arena manchada, el equivalente a unas dos piscinas olímpicas.

Luis Barcala ha explicado que "esperamos en los próximos días que el Postiguet vaya recuperando su normalidad. Se que esta actuación ha ocasionado transtornos, pero la gravedad del asunto y la complejidad técnica de las soluciones que se tenían que adoptar hace que tengamos que felicitar a los técnicos municipales de la concejalía de Limpieza Urbana y Medio Ambiente, así como a la empresa contratista, sobre todo por la seguridad con la que se están realizando las obras, que están prácticamente terminadas a expensas de las últimas pruebas que certifiquen el 100 por cien de la seguridad de la limpieza de las arenas. En este momento, se retirarán las vallas y se desmontará la zona de acopios cercana a la pasarela de donde se ha ido retirando la arena para su tratamiento, de modo que antes de dos semana quedará totalmente abierta al uso".

Mari Carmen Sánchez "eran unas obras necesarias a pesar de la incomodidad de que se estén realizando en el mes de junio y parte de julio, pero se están solventando con un complejidad técnica y una profesionalidad tremenda, manteniendo la playa abierta para el baño". "Ahora tenemos que hacer acopio de arena para lo que hemos pedido permiso a Costas poderla traer de otras playas donde tenemos exceso o hacer acopio de ella poco a poco en la misma playa del Postiguet a partir de la regeneración natural con la que llegue del mar para recuperar el nivel hasta completar las 6.000 toneladas que han sido extraídas". Sánchez ha resaltado el esfuerzo realizado en esta actuación de descontaminación con las mínimas molestias para los usuarios, especialmente en un momento de pandemia, en la que se ha podido mantener la playa abierta al baño en las mejores condiciones de organización y distancia social.

Precedentes
El vertido afloró durante el pasado mes de enero consecuencia de la Dana produciéndose un fuerte olor a fuel en todo el centro de la ciudad, lo que obligó a abrir una investigación y determinar el origen del vertido. Tras estudiar en los archivos las conducciones de la zona se determinó como posible el vertido de esta conducción, enterrada a lo largo del paseo y la playa, que comunicaba los depósitos de Campsa en La Británica en la Serra Grossa con el antiguo ferrocarril que llegaba a la plaza del Mar y con el puerto. La rápida actuación de los servicios técnicos municipales del área de Limpieza Urbana y Medio Ambiente, que dirige el edil Manuel Villar, permitieron realizar los sondeos necesarios para determinar el área afectada y redactar el proyecto técnico de descontaminación el suelo que fue aprobado por procedimiento de emergencia en abril por un importe de 319.125,88 euros y un plazo de ejecución de nueve semanas, adjudicado a la empresa FCC Ámbito S.A.

Si bien la rápida actuación de los servicios municipales se realizó con el objetivo de terminar la descontaminación antes del verano, la aparición de la pandemia del coronavirus ha retrasado su inicio a pesar de lo cual se han conseguido acortar el plazo de la actuación de nueve semanas a cinco y mantener el uso de la playa tanto en la zona más próxima al casco urbano como en las inmediaciones de la estación del 'trenet'.

Características de la actuación
Tal y como han explicado los técnicos municipales, se ha trabajado en estas labores de descontaminación sobre una zona acotada de unos 6.500 metros cuadrados, de los que la mitad, unos 3.000 correspondían a la zona afectada por el vertido, 2.000 al área de trabajo y acopio y 1.500 a la zona perimetral, frente al edificio central de servicios de la playa. La zona vallada junto al paseo ocupaba unos 180 metros lineales y se ha dejado una banda de paso para los bañistas en primera línea. Se ha movido unas 6.000 toneladas de arena manchada o sucia, que ocupaba unos 4.000 metros cúbicos. La cota de suelo en la que se ha trabajado oscila entre los 0,5 metros y los 2,5 metros de profundidad (en algunos puntos).

Manuel Villar ha resaltado que "en esta actuación, dadas sus características, al estar afectada además de la arena una zona bajo el paseo, se ha ideado un sistema para la extracción del fuel mediante la construcción de una trinchera a lo largo de la línea de paseo que ha sido rellenada con piedra para aprovechar la escorrentía y poder succionar el fuel que aflora por encima del agua por su mayor densidad, además de un sistema de balsas". "También se han adoptado medidas para paliar los olores en la zona del paseo con la instalación de nebulizadores con productos que neutralizan dichos vapores. La arena sucia ha sido trasladada a una celda especial en el Centro de Transformación de Residuos de Alicante (CETRA) para su tratamiento, habilitada con el permiso de la autoridad competente de la Generalitat", ha añadido el edil.