El Ayuntamiento conmemora “La Hora del Planeta” y apaga la luz por el medio ambiente

El sábado 30 Alicante formará parte de las 7.000 ciudades que respaldan esta iniciativa y apagará las luces del Castillo Santa Bárbara y la plaza y la fachada del Consistorio
El Ayuntamiento conmemora “La Hora del Planeta” y apaga  la luz el 30 de marzo por la defensa del medio ambiente

El Ayuntamiento de Alicante se suma a la campaña internacional por el ahorro de energía para defender el medio ambiente conocida como “La Hora del Planeta”. La corporación municipal reivindicará la importancia de este tipo de iniciativas contra el cambio climático con el apagado de la iluminación exterior del castillo de Santa Bárbara y del Monte Benacantil y la iluminación exterior de la plaza del Ayuntamiento y de la fachada de la Casa Consistorial por una hora, entre las 20:30 y las 21:30 horas, del próximo sábado 30 de marzo.

Alicante formará parte de la lista de más de 7.000 ciudades de todo el mundo que este año colaboran con el apagado de edificios emblemáticos y principales monumentos. De esta manera, el castillo Santa Bárbara, el Monte Benacantil, la plaza y la fachada del Ayuntamiento se unen en España a las Murallas de Ávila, la Alhambra de Granada, la Sagrada Familia de Barcelona y el Museo Guggenheim de Bilbao, entre otros, como escenarios destacados año tras año para celebrar y homenajear al Planeta. Además, desde las instituciones, se invita a la ciudadanía a respaldar esta reivindicación simbólica con el apagado de las luces de las casas durante las 20:30 y las 21:30 horas del sábado 30.

Más de una década de La Hora del Planeta
Esta campaña de concienciación sobre el ahorro de energía y de reivindicación contra el cambio climático, conocida mundialmente como “La Hora del Planeta", comenzó en 2007 en Sidney, Australia. Allí, la mayor organización conservacionacionista del mundo, el Fondo Mundial para la Naturaleza, más famosa por la siglas WWF de su nombre en inglés “World Wildlife Fund”, promovió el gesto simbólico de apagar la luz durante una hora por el planeta.

En la actualidad, doce años después de aquella primera reivindicación local impulsada por la ONG WWF, la campaña se ha convertido tanto en la mayor iniciativa mundial en defensa del medio ambiente como en una llamada internacional a la movilización y la toma de acciones constructivas por parte de la ciudadanía, empresas e instituciones.

Esta campaña responde a que cada año ha batido el récord de subida de temperaturas del año anterior desde que comenzó el siglo. Frente a este hecho, en 2016 entró en vigor el Acuerdo de París para frenar el cambio climático, una iniciativa mundial que marcó un punto de inflexión y el comienzo de una gran transición global hacia un desarrollo y una economía limpia y baja en carbono.

Asimismo, la acción que se llevará acabo el próximo sábado simboliza un esfuerzo constante para construir un futuro sostenible. En ese sentido, los ayuntamientos juegan un rol crucial al adoptar medidas de eficiencia energética y de reducción de emisiones en sus programas de gobierno, convertirse impulsores del cambio y lograr que las metas fijadas en el Acuerdo de París para combatir el cambio climático sean una realidad.