El Ayuntamiento aprueba la restauración del lienzo de la muralla Oeste del Benacantil

La Junta de Gobierno saca adelante el Plan de Seguridad y Salud como paso previo al inicio de las obras aprobadas a principios de mayo con un presupuesto de 85.000 euros
Imagen relacionada

El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado en la Junta de Gobierno el Plan de Seguridad y Salud de la Obras de reparación del Lienzo Oeste de la Muralla del Monte Benacantil, como paso previo al inicio de las obras adjudicadas en mayo con un presupuesto de 85.653 euros. De esta forma, se realizará la restauración necesaria para devolver a cada elemento su estado original y evitar su deterioro. Al mismo tiempo se procederá al saneamiento y eliminación de vegetación que tenga afección sobre los elementos arquitectónicos y que afecte a su conservación. El concejal de Cultura, Antonio Manresa, ha mostrado su satisfacción “por el inicio de esta actuación que se adjudicó a principios de mayo y que contribuye a la protección del patrimonio de la ciudad como son las murallas del monte Benacantil”. La actuación fue adjudicada a la mercantil SYDCA-XXI CONSTRUCCIONES, S.L. por un importe de 85.653,33 euros.

Se trata de una construcción protegida según el Plan Especial de Protección del Entorno del Castillo de Santa Bárbara, con catalogación de monumento y denominado Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España. Previamente, en diciembre de 2018, la Junta de Gobierno Local aprobó la convocatoria de un procedimiento abierto con el fin de contratar la ejecución de las obras correspondidas en dicho proyecto de reparación. Se precisó un plazo de ejecución de dos meses y ha contado con un presupuesto base de licitación de 109.503,11 euros.

Propuesta de reparación

Una vez determinado el estado de las diferentes zonas objeto de este proyecto, se ha procedido a elaborar una propuesta de reparación específica para cada una de las patologías observadas en las diferentes zonas de la muralla. Previamente a la realización de los trabajos, se vallará la zona afectada y susc orrespondientes accesos a la muralla, de forma más efectiva que el existente impidiendo el acceso de las personas y evitando posibles accidentes.

Las obras incluyen la retirada de la vegetación existente en la muralla mediante un desbroce manual inicial y un tratamiento con herbicidas posterior. También se procederá a la retirada y demolición de todos los elementos sueltos o susceptibles de desprenderse.

Pavimento en mal estado

Además, se procederá a la reconstrucción de las zonas perdidas en el pavimento y las escaleras de la muralla, así como la prolongación de la mampostería como antepecho, debido a que actualmente presentan un estado muy deteriorado, con zonas desprendidas y otras cerca de estarlo, pudiendo generar un riesgo para las personas.

Asimismo, se restituirá cada uno de los elementos donde se pretende actuar devolviéndole a cada uno de ellos su configuración original tanto en su estructura interna como en su acabado final. Al tratarse de un bien protegido, resulta para ello imprescindible la actuación de un equipo arqueológico que realice sus levantamientos y tomas de datos del estado actual y del reparado.