El Ayuntamiento agiliza la renovación del contrato del servicio de alojamiento alternativo

La red de viviendas semituteladas están dirigidas a personas y familias en situación de exclusión social
La concejala de Acción Social, Julia Llopis

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado la clasificación de las proposiciones para contratar el servicio de gestión de alojamiento alternativo, rede de viviendas semituteladas dirigidas a personas y familias en situación de exclusión social, quedando en primer lugar Hijas de la Caridad de San Vicente Paul. El concurso salió a licitación por un periodo de un año, prorrogable por otro más, con un presupuesto base de 347.298 euros.

En la actualidad, este servicio se presta a través de la Obra Social Santa Luisa de Marillac - Hijas de la Caridad mediante una docena de apartamentos en los que se atiende a 32 beneficiarios de forma temporal. Este contrato forma parte del Programa de Inclusión Sociolaboral que desarrollan los Servicios Sociales municipales.
La concejala de Asuntos Sociales, Julia Llopis, ha explicado que con este servicio el Ayuntamiento "atiende a personas y familias que atraviesan especial dificultad y que se encuentran en grave peligro de exclusión social".

"Se trata de un servicio de alojamiento alternativo que se ofrece de forma temporal a estas personas hasta que consiguen rehacer su situación y consiguen autonomía suficiente para poder desenvolverse en la sociedad", ha destacado Llopis.

La edil ha valorado que, además, el Consistorio "ha agilizado la tramitación para continuar con la contratación de este servicio ante la necesidad de atender nuevos casos surgidos durante la Covid-19" y que "requieren de un esfuerzo adicional por parte de las administraciones públicas" para "poder dar una salida diga a estas personas y familias hasta que puedan volver a realizar su vida en condiciones de normalidad de forma tutelada y con orientación necesaria en materia de integración socio laboral".

Asesoría jurídica para mujeres

De la misma forma, el Ayuntamiento de Alicante ha aprobado esta mañana en Junta de Gobierno la clasificación de la única proposición presentada para la renovación del contrato de los servicios profesionales para el asesoramiento jurídico especializado y atención integral y personalizada de mujes que sufren violencia de género, sin excluir otro tipo de violencia y discriminación por motivos de sexo o género, en favor de la UTE Servicios y Asesoramiento Concejalía Igualdad del Ayuntamiento de Alicante. El contrato que depende de la concejalía de Iguladad, que dirige María Conejero, tendrá una duración de cuatro años por un importe 142.039 euros.