El Ayuntamiento adjudica el servicio de recogida de residuos textiles a Proyecto Lázaro

El adjudicatario deberá suministrar 300 contenedores para cubrir el conjunto del término municipal según la ratio de residentes establecida para cada distrito
Proyecto Lázaro

Alicante, 04 de octubre de 2022. El Ayuntamiento de Alicante ha adjudicado este martes a Proyecto Lázaro del contrato para la prestación del servicio público de recogida separada de residuos municipales de la fracción textil, reservado a centros especiales de empleo de iniciativa social o empresas de inserción, por 572.009,24 euros para los próximos cuatro años. El centro especial de empleo, que mantiene la gestión de la contrata, deberá suministrar 300 contenedores para cubrir toda la ciudad según la ratio establecida para cada distrito por el consistorio.

El contrato salió a licitación a finales del mes de abril con un presupuesto base de partida de 681.146 euros y una duración de cuatro años. Actualmente, el servicio lo viene prestando la misma entidad tras activar la prórroga establecida para el anterior.

El concejal de Limpieza Viaria y Gestión de Residuos, Manuel Villar, ha destacado que “con este nuevo contrato el Ayuntamiento de Alicante establece un itinerario concreto para la fracción textil, con una tipología de gestor claramente establecida al estar dirigido a centros especiales de empleo de iniciativa social o empresas de inserción que va a permitir a la ciudad mejorar la eficiencia del servicio y evitar el intrusismo que hemos venido padeciendo en los últimos años”.

“Además, el nuevo contrato va a permitir al ente gestor una mayor seguridad y la capacidad de realizar las inversiones establecidas en el pliego para aumentar las toneladas recogidas como es el hecho de tener que sumistrar 300 contenedores naranja con la distribución prevista en el Plan Local de Residuos ajustada a la ratio establecida para cada distrito” ha añadido el edil.

Alicante genera cerca de un millar de toneladas de residuos textiles al año, aunque la ciudad tiene un potencial de recogida que ronda las 5.800 toneladas, según se establece en el Plan Local de Residuos. Es por ello, que debe ampliarse el número de contenedores a disposición de los ciudadanos para mejorar la captación de residuo para poder ampliar los porcentajes de recogida, que actualmente se sitúan en el 19 por ciento.

El objetivo planteado tras esta adjudicación en la planificación municipal es poder doblar las toneladas de la fracción textil recogida hasta superar las 2.000 toneladas en 2023 e ir aumentando la recogida de forma progresiva con el objetivo de alcanzar el 89% del residuo generado en el año 2042, según la proyección realizada en el Plan Local de Residuos.