El Ayuntamiento acuerda iniciar los trámites para implantar la ZAS en Castaños

El equipo de gobierno traslada a vecinos y hosteleros la decisión y emplaza a ambas partes a buscar puntos de encuentro para conseguir garantizar el derecho al descanso con el ocio
El Alcalde de Alicante reunido con los Concejales de Urbanismo, Medio Ambiente, Seguridad, Comercio y Ocupación de la Vía Pública

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, acompañado por los concejales de Medio Ambiente, Manuel Villar, Ocupación de la Vía Pública, Manuel Jiménez, Urbanismo, Adrián Santos, Seguridad, José Ramón González, y Comercio, Lidia López, ha mantenido esta tarde sendas reuniones con los vecinos y representantes de la hostelería para tratar la reciente sentencia sobre el ruido y las medidas a adoptar para garantizar el derecho al descanso de los vecinos con una oferta de ocio acorde con una ciudad de las dimensiones de Alicante.

En el encuentro, el alcalde ha trasladado a las partes que el departamento jurídico municipal ha recomendado recurrir la sentencia al discrepar sobre la vulneración de derechos fundamentales que se establece en la misma, con lo que se presentará el correspondiente recurso en paralelo al inicio de los trámites para crear una Zona Acústicamente Saturada en la zona delimitada por la decisión judicial. Es decir, que se van a impulsar las medidas de control del ruido, reducción de veladores, control de horarios y suspensión de licencias de pubs en la zona, encaminadas a la implantación de una ZAS; al tiempo que se va a presentar un recurso a la sentencia judicial porque hay cuestiones jurídicas, como la vulneración de los derechos fundamentales, que el Ayuntamiento considera que son matizables.

Para el alcalde “no es incompatible recurrir la sentencia por los motivos argumentados por los servicios jurídicos municipales y, simultáneamente, adoptar medidas que compatibilicen los intereses de vecinos y empresarios. Somos conscientes de que hay que adoptar medidas que aseguren la convivencia, y ya trabajábamos en las mismas con independencia de la demanda; por ello, y sin perjuicio de recurrir la sentencia, las aplicaremos”.

Por otra parte, el equipo de gobierno ha manifestado su intención de hacer extensivas las medidas que compatibilicen el ocio con el descanso a otras zonas de la ciudad, como puede ser el Casco Antiguo, buscando con ellas garantizar unos controles sobre el ruido que permitan la convivencia entre vecinos y hosteleros.