El Ayuntamiento acuerda impulsar la rehabilitación de las Torres de la Huerta

También se inicia el procedimiento de contratación de la dirección facultativa y la coordinación de seguridad y salud para el traslado y reconstrucción de la Torre Placia
Concejal de Urbanismo, Adrián Santos

El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado esta mañana en Junta de Gobierno la contratación de la dirección facultativa y el plan de coordinación de Seguridad y Salud de la segunda para el traslado y reconstrucción de la Torre Placia, cuyas obras ya están adjudicadas con un presupuesto de 1.488.693 euros y un plazo de ejecución de seis meses, último paso para el inicio de la actuación que se iniciará en breves fechas. De la misma forma, se ha aprobado la adjudicación del proyecto y obras de la Torre Sarrió, con una inversión de 604.686 euros en siete meses, que pasará a convertirse en centro de interpretación de las Torres de la Huerta. Se trata de dos actuaciones históricas y muy esperadas que permitirá poner en valor estas construcciones defensivas de la huerta alicantina, catalogadas como Bien de Interés Cultural, que han pasado por distintas vicisitudes hasta conseguir completar los procesos para su protección y conservación.

Torre Sarrió

El órgano de gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha acordado adjudicar la segunda fase de rehabilitación de la histórica Torre Sarrió con el objetivo del acondicionamiento de la edificación para que se convierta en sede del centro de interpretación de la Huerta tradicional de Alicante y actúe como espacio polivalente. La mercantil Eneas Servicios Integrales S.A. con una oferta de 604.686 euros, de  un presupuesto base de licitación de 672.818,75 euros, ha obtenido la máxima puntuación, entre las tres empresas presentadas al concurso, por lo que será la adjudicataria para llevar a cabo este proyecto singular en un plazo de siete meses. 

La rehabilitación del conjunto de la Torre y Casa Sarrió ha sido reclamada desde hace años por asociaciones vecinales y festeras de la zona de la Condomina. El concejal de Urbanismo, Adrián Santos, ha subrayado que esta construcción defensiva "constituye una riqueza patrimonial arqueológica importante para la ciudad ya que existen pocas torres de este tipo de propiedad pública que puedan ser visitadas y que como es el caso vaya a albergar un centro de interpretación de las Torres de la Huerta y tenga una función social".

El conjunto en el que se pretende actuar está formado por una torre de defensa del siglo XVI y una casa aneja, las cuales han quedado dentro de la glorieta denominada Deportista Carolina Pascual, en la Partida de La Condomina, con una superficie de 5.025 metros cuadrados.

La Torre Sarrió ya fue sometida a una primera fase de rehabilitación en 2010, que consistió en la demolición de algunos elementos impropios en la casa aneja y en la posterior rehabilitación de fachadas y cubiertas, así como la construcción de un forjado de planta primera o naya. En la torre la rehabilitación, con excepción del aljibe, tuvo un carácter más integral, faltando sólo la instalación de alumbrado.

En esta segunda fase se pretende completar las obras con una actuación en la estructura, construyendo la escalera de subida a la planta primera y añadiendo un forjado intermedio en la parte norte de la nave de la antigua bodega. Asimismo, se dotará al edificio de todas las instalaciones necesarias para su apertura al público en condiciones que permitan su total accesibilidad.

Tras la rehabilitación, se espera que se pueda proceder a la visita de la Torre en grupos reducidos y tutelada por monitores, dadas las condiciones poco adecuadas de accesibilidad, ya que en la actualidad existen pocas torres de titularidad pública que se puedan visitar.

Torre Placia

De la misma forma, la Junta Local de Gobierno ha aprobado el último paso para el inicio de las obras de traslado y reconstrucción de la Torre Placia, para lo que se va a contratar la dirección facultativa y la coordinación de seguridad y salud de las obras, mediante concurso con un presupuesto de licitación de 30.000 euros. Es por ello que en próximos meses se iniciarán las obras de traslado y reconstrucción.

El Ayuntamiento de Alicante adjudicó a finales de octubre en Junta de Gobierno el contrato relativo del traslado de la Torre Placia, situada actualmente en la calle Campoamor, a favor de la mercantil Estudio Métodos de la Restauración, S.L por un total de 1.488.693,25 euros. El contrato incluye la redacción del proyecto, los trabajos de desmontaje de la torre y su traslado, así como la reconstrucción de la misma.

El proyecto de ejecución tiene por objetivo trasladar la Torre Placia desde su emplazamiento actual, la parcela sita en la Calle Campoamor, hasta la parcela de propiedad municipal calificada como de equipamiento cultural , entre las Avenidas Pintor Pérez Gil y Conrado Albaladejo y la calle Juana Francés.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, Adrián Santos, ha hecho hincapié en el deber de conservación del inmueble. “Para nosotros es una obligación y prioridad la conservación de la Torre Placia, ya que la Torre es un bien de carácter protegido al formar parte del conjunto arquitectónico de las Torres de la Huerta, catalogado como Bien de Interés Cultural”.

El 12 de mayo de 2017 el Consejo de Ministros aprobó mediante Decreto la autorización para el traslado de la Torre Placia, ya que se trata de un inmueble declarado Bien de Interés Cultural. Tras ello, el inmueble fue adquirido por el Ayuntamiento como paso previo al cambio de ubicación.

Santos ha señalado que “es importante que el edificio se traslade a un lugar cercano a su actual emplazamiento para que esté libre de un entorno edificado, permitiendo así su puesta en valor”. Por ello, el Consistorio eligió la parcela municipal situada entre las avenidas Pintor Pérez Gil, Conrado Albadalejo, y la calle Juana Francés como nuevo emplazamiento de la torre. Una vez concluya el proceso de proceso de contratación, el adjudicatario dispondrá de un plazo de ejecución de tres meses para hacer efectivo el traslado.