La Autoridad Portuaria tendrá que solicitar a Urbanismo licencia ambiental antes del 24

El decreto de Urbanismo firmado el 1 de agosto tiene por objeto regularizar la actividad de carga, descarga, transporte y almacenamiento de graneles pulverulentos en el Puerto
Descarga en muelles

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, firmó el pasado 1 de agosto un decreto, dirigido a la Autoridad Portuaria de Alicante, concediendo un mes de plazo para que solicite licencia ambiental para ejercer la actividad de carga, descarga, transporte y almacenamiento de graneles pulverulentos en el Puerto de Alicante. El edil ya remitió en noviembre del año pasado un escrito a la Autoridad Portuaria comunicando que la actividad estaba sometida a licencia ambiental y que su obtención era necesaria para el ejercicio de la actividad, tal y como establece la vigente ley autonómica de prevención, calidad y control ambiental de actividades.

Una exigencia legal que la propia Conselleria de Medio Ambiente corroboró mediante un escrito recibido en el Ayuntamiento el pasado mes de febrero en el que además se recordaba al Ayuntamiento que “en los supuestos de actividades que vinieran funcionando sin estar en posesión del correspondiente instrumento de intervención ambiental, previa audiencia al titular de la actividad por plazo de quince días, podrá decretarse su cierre sin más trámite, con independencia de la incoación de expediente sancionador, cuando proceda, lo que se pone en su conocimiento para que en uso de sus competencias, ordene la adopción de las medidas oportunas.”

“Únicamente quedaba discernir si la titularidad de la actividad recaía sobre la propia Autoridad Portuaria o sobre las empresas estibadoras que manipulan los graneles. El pasado mes de julio recibimos un escrito de la Conselleria de Medio Ambiente comunicándonos la tramitación, a nombre de la Autoridad Portuaria de Alicante, de la autorización de emisiones a la atmósfera que precisa la actividad para dar cumplimiento a lo dispuesto en la ley estatal de calidad del aire. Ello supone que, a día de hoy, la titularidad de la actividad recae sobre la Autoridad Portuaria, al ser este organismo el solicitante de la autorización de emisiones a la atmósfera. Y por ello debe ser la Autoridad Portuaria la que solicite la licencia ambiental en el plazo concedido de un mes, un plazo que acaba el próximo 24 de septiembre al notificarse el decreto de forma efectiva el pasado 24 de agosto”, ha señalado Miguel Ángel Pavón.

“Con el decreto que se ha remitido a la Autoridad Portuaria damos cumplimiento a nuestra obligación legal de exigir al titular de la actividad la obtención de licencia ambiental, un instrumento de intervención ambiental del que carece pese a que la legislación autonómica de control ambiental de actividades lo exige. El decreto ha sido notificado, además de a la Autoridad Portuaria y a la Conselleria de Medio Ambiente, a la Asociación de Vecinos Gran Vía Sur-Puerto y al Colegio Público Benalúa al figurar como interesados en el expediente. Además, tal y como marca la ley y nos recordó la propia Conselleria de Medio Ambiente, en el decreto se advierte de que, en caso de incumplimiento y previa audiencia al titular de la actividad, podrá decretarse la suspensión del funcionamiento de la actividad, con independencia de la incoación de expediente sancionador cuando proceda”, ha destacado el regidor.

“Esperamos que la Autoridad Portuaria solicite en breve la licencia ambiental exigible a la actividad de manipulación de graneles. Su obtención permitirá regularizar la actividad garantizando la protección de la salud y del medio ambiente en el entorno portuario, especialmente en los barrios situados en dicho entorno, como Gran Vía Sur, Benalúa, Ensanche-Autobuses o San Gabriel", ha concluido el vicealcalde, que ha recordado su larga trayectoria junto a los vecinos en la lucha para conseguir que la manipulación de graneles se adecue a la legislación ambiental.