Alicante proyecta una no rotonda en Las Atalayas que innova en el tránsito peatonal

La Junta de Gobierno aprueba la actuación de la Agencia Local de Desarrollo con una inversión de 269.697,14 euros dentro del proceso de modernización del área empresarial
Proyecto de no rotonda táctica en el área empresarial de Las Atalayas

Alicante, 29 de noviembre de 2022. El Ayuntamiento de Alicante desarrollará una no rotonda táctica en el área empresarial de Las Atalayas dentro de su proceso de modernización para conseguir la catalogación como ‘Área Industrial Avanzada’. Esta innovación facilitará el tránsito peatonal en esta área de servicios, generando una zona de tránsito peatonal ajardinada intermedia y reducirá el paso de vehículos a un carril en cada lado de la misma. El proyecto se presenta con una inversión de 269.697,14 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, con el objetivo de que pueda materializarse en 2023, tras el proceso de licitación y ejecución.

La concejal de Empleo y Desarrollo y responsable de la Agencia Local de Desarrollo, Mari Carmen de España ha explicado que “esta es una actuación innovadora, sostenible y pensada para las personas que vamos a desarrollar en el área empresarial de Las Atalayas, dentro del objetivo para su calificación como Área Industrial Avanzada. Un nuevo concepto en la relación entre peatones y vehículos que prima la movilidad de las personas, sobre el vehículo y que mejora la imagen paisajística y la sostenibilidad del área industrial al introducir un espacio ajardinado de unos 700 metros cuadrados”.

De España ha recordado además que esta medida encaja dentro de las propuestas elaboradas por la Comisión para la Recuperación de Alicante, ambas aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento de Alicante, concretamente con la medida 1 del informe de la Subcomisión Económica, de Innovación y Recuperación de Empleo, que establecían el objetivo de la “Mejora integral de las áreas industriales de la ciudad de Alicante y ampliación del suelo industrial disponible de la ciudad de Alicante”.

“En esta línea hemos venido trabajando en Las Atalayas mejorando sus infraestructuras y servicios, introduciendo la sensorización para medir la calidad del aire y cámaras para el control del tráfico y seguridad, la colocación de paneles digitales informativos, nuevos hidrantes y su señalización, ampliación de las plazas de aparcamiento, mejoras en la jardinería, asfaltado, introducción de un alumbrado más eficiente, entre otras”, ha recordado la edil.

Más habitable

El proyecto de no rotonda que se presenta busca desarrollar un espacio más eficiente para las unidades productivas y más habitable para los trabajadores y resto de usuarios, a través de una nueva estrategia de espacio para facilitar el cruce de personas, limitar la movilidad rodada en puntos singulares, creando nuevas áreas para el disfrute del espacio público, facilitando la instalación de nuevas terrazas donde ubicar bares, ampliar las ya existentes o extender las áreas verdes, sin necesidad de grandes operaciones urbanísticas.

Además, la no rotonda se configura como un espacio opuesto a las rotondas convencionales; es decir, dibuja un espacio donde el asfalto no se cruza con el peatonal; al llegar al punto de encuentro, cada calzada continua por la calle perpendicular que le corresponde, separándose una de otra y generando una plataforma blanda en el espacio intersticial entre ellas.

De esta forma, la no rotonda genera un continuo espacial para las personas, no así para los coches o camiones. Se puede pasar de una acera a otra sin pisar asfalto, de forma segura. Al no haber cruces entre vehículos y, entre vehículos y peatones, la probabilidad de accidentes disminuye de forma drástica. El corazón interior de la no rotonda plantea una gran alfombra verde de 700 metros cuadrados, un área más extensa que cualquier posible rotonda, y en conexión directa con las demás zonas peatonales y accesibles.